A finales del pasado mes de julio, alcaldes de la sierra de Guadarrama solicitaron a la Delegación de Gobierno más efectivos de la Guardia Civil y del SEPRONA para incrementar la seguridad ciudadana en la comarca.

La unión entre los diferentes ayuntamientos buscaba hacer frente a las situaciones especiales de aumento de población en la etapa estival.

La solicitud tuvo sus frutos. Un mes después, el 27 de agosto, el delegado de Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, mantuvo un encuentro con los alcaldes de Guadarrama, Diosdado Soto; de Cercedilla, Luis Miguel Peña; la alcaldesa de Collado Mediano, Irene Zamora; el alcalde de Los Molinos, Antonio Coello, la alcaldesa de Navacerrada, Ana Paula Espinosa, y la concejal de Servicios Sociales, Seguridad y Protección de Alpedrete, Mª del Rosario Peñalver, en una reunión que se celebró en la sede de la Delegación del Gobierno en Madrid.

En esta reunión, los responsables municipales de estos siete municipios trasladaron al delegado del Gobierno su inquietud por el aumento significativo de la población de segunda residencia que reciben cada año durante los meses de verano, así como los visitantes y turistas que llegan los fines de semana. Esto aumenta el riesgo de posibles contagios y rebrotes de coronavirus y hace muy complicado el control del cumplimiento de las medidas de prevención sanitarias.

Incremento poblacional

En este sentido, los alcaldes no ocultaron su preocupación ante el delegado del Gobierno por el hecho de que tal situación se acreciente con el número de visitas de personas de nuestra región y de otras provincias limítrofes -y no solo ahora sino durante los fines de semana- para disfrutar de este paraje natural, lo que hace que al Sierra del Guadarrama y los montes que lo forman sean todavía más vulnerables.

El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, les transmitió que estudiará todas estas medidas y propuestas presentadas para dar respuesta lo antes posible para intentar establecer un mayor control policial en la zona o una redistribución de efectivos que cumpla con sus propuestas con el fin de dar una solución eficaz a esta situación.

Botellones

Durante la reunión, José Manuel Franco expresó su gran preocupación por los “botellones” y fiestas ilegales que organizan grupos de jóvenes en estos municipios y en otros de la zona, poniendo en riesgo su salud y las de todos los ciudadanos demostrando su “irresponsabilidad”, ya que –recordó- “el virus todavía está con nosotros”.

Además, José Manuel Franco les pidió que no bajen la guardia y les hizo llegar su predisposición para colaborar desde la Delegación del Gobierno en todo lo que les pueda servir de ayuda para el bienestar de sus ciudadanos y sus municipios.

Finalmente, José Manuel Franco aprovechó este encuentro para agradecerles y transmitirles su felicitación personal por la labor que han desempeñado durante el estado de alarma a causa de la pandemia y por su “magnífica colaboración” con la Delegación del Gobierno a la hora de distribuir las mascarillas a la población “de una manera ejemplar, eficaz y rápida”, así como por su trabajo diario para atender todas las dudas y preguntas de sus ciudadanos durante los cambios a cada una de las diferentes fases durante estado de alarma en la región.