En septiembre de 2019 el Pleno del Ayuntamiento de Torrelodones aprobó el nuevo contrato de basuras. Entre las novedades anunciadas estaba un nuevo servicio de recogida selectiva y transporte de residuos vegetales domiciliarios.

La recogida domiciliaria de podas estaba previsto que se realizase “al menos, una vez por semana en cada zona del municipio, utilizando contenedores que se proporcionarán a cada una de las viviendas”. También se indicaba que el propietario de cada vivienda se encargaría de sacar a la vía pública el contenedor para su vaciado.

En noviembre entró en vigor el contrato y se anunció que este servicio comenzaría el pasado mes de enero.

Sin embargo, ahora la recogida domiciliaria de podas tendrá carácter voluntario.

Desde el PSOE inciden en que han pasado nueve meses desde la entrada en vigor del contrato de basuras, en el que el PSOE votó en contra “y sigue sin ponerse en marcha la pieza fundamental del contrato, la recogida domiciliaria de restos vegetales que, en la larguísima tramitación, fue defendida por VxT como la piedra angular del servicio que presentaba un grave problema de falta de reciclaje”, indica Rodrigo Bernal.

 Hasta el mes de septiembre

En respuesta a una pregunta que el PSOE formuló en el pleno, el concejal de Medio Ambiente señaló que, al parecer, ya se han recibido los contenedores y el vehículo para la prestación del servicio, cuya puesta en marcha se retrasa hasta el mes de septiembre; momento en el que se va a poner en marcha con carácter voluntario y únicamente en la zona de Los Peñascales: “con estas premisas mucho nos tememos que se van a seguir tirando a los contenedores los restos de podas con lo que supone de colapso de los mismos. Además, si se hace voluntario se tira por tierra toda la arquitectura sobre la que se construyó el pliego del servicio de recogida de basuras que, lamentablemente, sigue y seguirá presentado importantísimos problemas”, afirma Rodrigo Bernal.

Para el PSOE, la limpieza, la recogida de basuras y el punto limpio “son tres asuntos capitales para definir la calidad de vida de un municipio y que solo con salir a la calle, se observa que tienen un amplísimo margen de mejora en nuestro pueblo aun a pesar de haber entrado en vigor en nuevo contrato”, señala Rodrigo Bernal quien afirma que “los socialistas estaremos muy vigilantes con su cumplimiento, como hemos venido haciendo en los últimos meses”.