Las cámaras de videovigilancia posibilitan “pillar” a los grafiteros

La Policía local del Ayuntamiento de Galapagar ha conseguido “pillar” “in fraganti” a un grafitero, que había estampado su firma en la fachada del Ayuntamiento. El grafitero se ha enfrentado a una multa de 700 euros.

El logro fue posible gracias a las grabaciones de las cámaras de videovigilancia.

“El objetivo –dicen desde el Ayuntamiento- es seguir en esta línea, para escarmentar a estos jóvenes que disfrutan estropeando y ensuciando con sus pintadas el municipio”.

Por su parte, el concejal de Seguridad, Borja Luján, aseguró que “no es fácil pillar a los grafiteros justo en el momento en que realizan sus pintadas. Es cuestión de pocos minutos o incluso segundos, pero gracias a las cámaras de videovigilancia a veces estos actos vandálicos quedan grabados y se puede actuar desde la Policía Local”

Campaña de limpieza de grafitis

El Ayuntamiento de Galapagar llega a invertir hasta 15.000 euros en cada campaña de limpieza de grafitis. Para ello, destinan un amplio dispositivo, tanto de personal, como de maquinaria, para devolver a las calles el aspecto limpio.

Las cámaras de videovigilancia

El sistema de videovigilancia, además de tener una función de control y vigilancia del tráfico y edificios públicos, permite actuar y prevenir cualquier posible hecho delictivo. Las imágenes grabadas se pueden aportar como prueba, que permitan la imputación de los delincuentes.

Aparte de las cámaras que ya están instaladas en parte del casco urbano, el Ayuntamiento de Galapagar está realizando más inversiones para llevar este sistema también hasta las urbanizaciones.

Las últimas cinco cámaras adquiridas fueron para las urbanizaciones El Congosto, Residencia Europa, Colonia España, La Cerquilla y Monte Ana. Además de una sexta cámara para el centro urbano, en la plaza de Victorino Martín http://galapagar.es/6-nuevas-camaras-seguridad/

Por otra parte, también el pasado año, se implantaron otras 5 cámaras, 3 de ellas fijas instaladas en los ángulos de la nueva Casa del Mayor; una cuarta, se trata de una cámara DOMO, instalada en la fachada principal de la Casa del Mayor y, la última, ubicada en los soportales de este edificio para poder vigilar la entrada. Con todo este equipamiento, se logra una completa visualización de la plaza de la Constitución, la plaza Alfonso X, la Biblioteca Ricardo León y la Avenida de los Voluntarios.