En Alpedrete, tras el paso de la borrasca, la situación va mejorando. “Se están aplicando todos los medios humanos y materiales de los que disponemos, después de los grandes problemas técnicos que hemos tenido”, ha confirmado el alcalde, Juan Rodríguez.

Ahora se están limpiando las calles más importantes y el acceso a los lugares más concurridos por la población.

Una vez que estos queden totalmente limpios, se continuará con el acceso a las calles secundarias y zonas sombrías, aplicando la sal, que esperan llegue hoy a Alpedrete.

“Esperamos retomar la normalidad de cara al próximo lunes con la apertura de colegios, escuela infantil y demás centros, sin problema”, ha finalizado Juan Rodríguez.