Conchita Fernández, presidenta de la Asociación Cultural Teatro Unificado Las Rozas (ACTU)

Mostar a la sociedad que las personas nacemos con la capacidad de ser, de estar y de hacer; dar visibilidad a aquellos que tienen distintas capacidades es el objetivo que persiguen desde ACTU –Asociación Cultural Teatro Unificado Las Rozas-. Trabajan por la inclusión social a través del teatro. Desde que se constituyó la sociedad, allá por el año 2013, han realizado 9 obras de teatro: “El Principito”, “Ivanhoe”, “Robin Hood” y “Annie, El Musical” son algunas de ellas. Ahora preparan la décima, que estará dirigida por Roberto, una actor-director con Síndrome de Down.

El próximo 8 de marzo, más de 2.000 personas participarán en la V Marcha solidaria de Galapagar. La recaudación irá destinada principalmente a ACTU.

De la marcha, de la Asociación y de teatro hablamos con su presidenta, Conchita Fernández.

¿Por qué surge ACTU?

Un grupo de familias con hijos con discapacidad intelectual creemos en la inclusión a través del ocio y elegimos las artes escénicas porque consideramos que es una de las mejores propuestas para dar visibilidad a este colectivo además de mostrar a la sociedad sus muchas capacidades.

Desde 2013 que se firmaron los estatutos han recorrido un largo camino pero, ¿qué destacaría?

Para nosotros, entre otras muchas cosas, ha supuesto el acercar la discapacidad intelectual a la sociedad, contribuyendo a que se les conozca y se les reconozca. Tenemos un claro ejemplo en la película “CAMPEONES”.

¿Por qué la integración a través del teatro?

Apostamos porque el teatro sea asignatura obligatoria. Todos conocemos los beneficios del teatro, sobre todo si se vive desde dentro. Por tanto, es un medio perfecto para el crecimiento personal, social, cultural, y mucho más para la discapacidad intelectual. Se le conoce, se les valora, muestran sus capacidades y se incluyen en un entorno normalizado. A través del teatro inclusivo forman parte real en el equipo, son uno más y nos dan la oportunidad de CONOCERLOS.

Desde cuentos, obras teatrales, musicales…¿cuántos actores y obras?

Estamos trabajando en el que será nuestro décimo proyecto de teatro inclusivo. Somos 14 socios en ACTU, pero en cada proyecto contamos con los equipos necesarios en función de las características y necesidades de cada obra de teatro. Por ejemplo, cuando representamos “Ivanhoe, la disparatada aventura musical”, llegamos a ser 60 personas entre elenco, producción, técnicos, músicos, etc.

Actualmente somos un grupo más reducido por las exigencias de la propia obra.

teatro discapacidad ACTU

Representación de Ivanhoe

¿Cómo se trabaja con grupos tan grandes de personas con distintas capacidades?

Nuestro grupo es siempre muy heterogéneo como la sociedad misma; es decir, lo componemos personas con y sin discapacidad, además de personas de todas las edades, hombres y mujeres y cada uno de nosotros ofrece al equipo lo mejor que sabe hacer; igual que en una familia el hermano mayor ayuda al hermano más pequeños. En nuestro caso, el actor que es más brillante ayuda a brillar al que tendría menos posibilidad de hacerlo por sí mismo.

Es un trabajo de solidaridad, compromiso y empatía con quienes más lo puedan necesitar y a veces nos damos cuenta de que no es precisamente la persona con discapacidad intelectual la más vulnerable en este sentido. Nos enriquecemos los unos con los otros.

Mujer y discapacidad irán de la mano el próximo 8 de marzo en Galapagar, ¿qué supone para ACTU la Marcha solidaria?

Claramente un antes y un después. Uno de los problemas más importantes con los que nos encontramos las instituciones tan pequeñas como la nuestra es el económico. La Marcha lo ha solucionado. Pero no solo eso, nos ha dado la posibilidad de darnos a conocer, de que ACTU llegue a muchísimas más personas.

He dicho antes que nuestra filosofía es dar visibilidad a la discapacidad intelectual. La Marcha está contribuyendo exponencialmente a que consigamos nuestro objetivo. Y por supuesto, la posibilidad de relacionarnos con otras asociaciones que tienen mucho o todo que ver con nosotros.

Poner en marcha un musical o una obra de teatro conlleva muchos gastos, ¿cómo se financian?

Hasta ahora con las donaciones que hemos recibido de personas o instituciones que han creído en nosotros y con las entradas simbólicas que los espectadores que van a vernos nos ofrecen.

Y cada año hemos tenido que comenzar desde cero prácticamente. Con la Marcha esto se ha solucionado e incluso para proyectos futuros.

Se abre el telón y ¿qué ve el espectador?

Una obra de teatro hecha con muchísima ilusión y en la que participan TODAS las personas, independientemente de sus circunstancias. Ilusión que contagiamos y, sobre todo, ven un trabajo en equipo, un equipo que incluye a la diversidad y que es esa diversidad la verdadera protagonista de nuestro espectáculo. Mostramos que sí, se puede.

teatro discapacidad ACTU

Uno de los ensayos de ACTU

¿En qué están trabajando ahora?

Este año hemos querido dar un paso grande en la inclusión y estamos trabajando en un proyecto en el que las personas con discapacidad intelectual forman parte de los equipos de toma de decisiones y que sobre el escenario también tengan un claro protagonismo.

“Vientos de Inclusión”, que está dirigido por Roberto, un compañero con Síndrome de Down.

Un proyecto de teatro inclusivo, sencillo, porque va ser la primera vez que Roberto tome las riendas de la dirección artística.

¿Hacia dónde camina ACTU?

Hacia la inclusión; hacia mostrar a la sociedad que la convivencia es un derecho de todas las personas; hacia contribuir con nuestro pequeñísimo granito de arena para que un día esto sea posible, y hacia la demostración sobre el escenario de la vida de que todos, sin excepción, somos personas con capacidades.