El portavoz socialista, Rodrigo Bernal, hace balance de los años del gobierno de Torrelodones

Con el arranque del curso político, y cuando se ha rebasado ya el ecuador del mandato municipal, el Grupo Socialista en Torrelodones ha hecho balance tanto de su papel en la oposición como de la gestión del gobierno municipal de Vecinos por Torrelodones. “Como somos la única fuerza progresista en nuestro Ayuntamiento, vamos a seguir con nuestro trabajo como una oposición firme pero leal, crítica con los problemas, pero constructiva. Vamos a insistir en cuestiones como la educación, la salud, el urbanismo, la limpieza o la atención social, porque un Ayuntamiento es mucho más que una oficina de obras tiene que ser un agente de cambio para mejorar la vida de nuestras vecinas y vecinos” explica el portavoz socialista, Rodrigo Bernal.

En entredicho

A la hora de enjuiciar la forma de gobernar de Vecinos, el PSOE cree que ha quedado de manifiesto que el anterior equipo de gobierno no preparó a sus sucesores para llevar las riendas del Ayuntamiento y, además, que la capacidad política y técnica de los actuales gestores de Vecinos está más que en entredicho. “En estos dos años hemos sufrido episodios lamentables, como la suspensión del servicio de mantenimiento de zonas verdes porque no fueron capaces de sacar el contrato a tiempo, que se hayan gastado varios cientos de miles de euros en llenar Pradogrande de hierros amarillos o que la obra de la Biblioteca lleve tres años de retraso”. En opinión del PSOE local, en estos dos años “hemos visto como Torrelodones tiene un manifiesto déficit de gestión que se muestra en unos servicios claramente insuficientes, en unos precios públicos carísimos y en unas obras que no se realizan ni con la celeridad ni la calidad debidas”.

Prioridades del PSOE de Torrelodones

Los socialistas consideran que los tres principales problemas de Torrelodones son el aparcamiento, la limpieza y la vivienda. En cuanto a los aparcamientos, el PSOE insiste en que exigirán que tanto Vecinos por Torrelodones, a nivel municipal, como el PP, desde la Comunidad de Madrid, cumplan sus compromisos. Por otra parte, la falta de vivienda a precios razonables está causando un evidente efecto de expulsión de personas que quieren vivir en Torrelodones y no pueden hacerlo.

“Por eso -explica Rodrigo Bernal- vamos a lanzar un proyecto de nuevas modalidades de vivienda para tratar de atajar este grave problema”.

Además, el Grupo Socialista va a seguir vigilando exhaustivamente “que se cumplan tanto el contrato de limpieza como el de zonas verdes, ya que creemos que en ambos casos hay un gran margen de mejora y falta control por parte del Ayuntamiento”.

De cara a los dos próximos años, los socialistas quieren poner sobre la mesa cuestiones como la educación, la salud, el urbanismo, la limpieza o la atención social “porque un Ayuntamiento es mucho más que una agencia de obras tiene que ser un agente de cambio que propicie transformaciones sociales que redunden en la mejora de la vida de nuestras vecinas y vecinos”, concluye el portavoz socialista local.