El modelo de vivienda social prevé apartamentos dotacionales en El Boalo

El alcalde de El Boalo-Cerceda-Mataelpino, Javier de los Nietos, y el portavoz socialista de Torrelodones, Rodrigo Bernal, han mantenido un encuentro en el que han puesto en común proyectos de políticas de acceso a la vivienda.

“En Torrelodones hemos visto durante años como se ha producido un efecto de expulsión, especialmente de los jóvenes y los más mayores, al no poder encontrar una vivienda a un precio asequible”, asegura el portavoz del PSOE torresano, Rodrigo Bernal.

Para poner freno a esta situación, los socialistas defienden que es necesaria una política pública de vivienda realmente efectiva.

Vivienda en suelos destinados a equipamientos

En este sentido, el Ayuntamiento de El Boalo tiene en proceso de puesta en marcha un programa de apartamentos dotacionales que se pueden construir en suelos que, en principio, estaban destinados a equipamientos. “Es una fórmula jurídica que facilita la construcción de un tipo de vivienda colaborativa en suelos de titularidad pública -explica Javier de los Nietos- y que nos permite poner en el mercado soluciones de alojamiento para jóvenes, personas mayores y familias de menor poder adquisitivo, sin riesgo de especulación con estos inmuebles a medio y largo plazo”.

El proyecto de El Boalo, que los socialistas de Torrelodones consideran perfectamente extrapolable a otros municipios, contempla la construcción de módulos de unos 500 metros cuadrados en los que se incluye una zona común, tanto para ocio como para servicios, y diversos tipos de vivienda. “En la planta baja irán las viviendas para personas mayores, totalmente adaptadas y tercera apartamentos más pensados para jóvenes”, detalla el alcalde de El Boalo.

Vivienda social intergeneracional

Con esta disposición se facilita la puesta en marcha de un proyecto de vivienda social de carácter intergeneracional que promueva la convivencia entre distintos tipos de unidades familiares y la comunicación entre distintas generaciones. “Nos parece una idea muy rompedora que, por un lado, permite poner en el mercado viviendas de alquiler a un precio entre 250 y 400 euros y, por otro, rompe la dinámica de aislamiento de colectivos como las personas mayores y facilita la conexión entre distintos grupos generacionales. Es un proyecto de marcado carácter social que es perfectamente extensible a nuestro municipio”, afirma el portavoz socialista en Torrelodones.

Locales comerciales

Otra línea de actuación es la posibilidad de facilitar que en aquellos locales comerciales que no acaban de tener salida al mercado, se pueda implantar un modelo de vivienda de alquiler compatible con los usos urbanísticos de estos espacios. Así, por un lado, se pondría en el mercado una mayor oferta de viviendas y, por otro, se evitaría el gran número de locales comerciales sin uso que hay en muchos municipios. “Es una manera de dar salida al parque de locales vacíos que se va acumulando y, a la vez, facilitar una solución temporal de vivienda para colectivos como los jóvenes ya que la fórmula sería la de alquileres de corta duración para facilitar que haya rotación de inquilinos”, apunta Rodrigo Bernal. En este sentido, pone el ejemplo de “algunas actuaciones que ya se han autorizado en El Boalo como el camino que podemos seguir en nuestro municipio”.