El incendio está estabilizado en un 95%

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha agradecido hoy el extraordinario trabajo desempeñado en las últimas horas por los diversos efectivos que han colaborado en la extinción del incendio que afecta a Robledo de Chavela, Fresnedillas de la Oliva y Zarzalejo. Gracias a su labor, ha destacado Díaz Ayuso, se encuentra estabilizado a un 95%. La zona sur es la única que todavía preocupa, a pesar de que tres cuartas partes de la misma también permanecen estables.

En su visita al Puesto de Mando Avanzado en el que se coordinan los trabajos de extinción del incendio, la presidenta madrileña ha subrayado que la noche “ha sido crítica” por causa del viento, que ha puesto en peligro en numerosas ocasiones la operación.

superficie quemada incendio RobledoRobledo de Chavela, el más afectado

La jefa del Ejecutivo regional ha informado de que el municipio más afectado por el incendio ha sido Robledo de Chavela, mientras que la superficie quemada se calcula que esté entre las 900 y 1100 hectáreas, teniendo en cuenta que casi toda la vegetación que se ha perdido es de pasto bajo.

Tras reiterar su agradecimiento a la Delegación del Gobierno, la Unidad Militar de Emergencias, bomberos, agentes forestales, Cruz Roja, Protección Civil, Summa, policías locales, Guardia Civil y todas las personas que han colaborado desde ayer en la extinción del incendio, Díaz Ayuso ha elogiado el trabajo realizado igualmente por los alcaldes de los municipios afectados, que “han acompañado a los vecinos y trabajado sin descanso en las horas tan críticas”.

INFOMA

El Plan de Protección Civil de Emergencia por Incendios Forestales de la Comunidad de Madrid (INFOMA) para este año cuenta con un presupuesto de 38,4 millones de euros, con 5042 profesionales movilizados y 551 vehículos terrestres, y estará operativo hasta el próximo 30 de septiembre.

Además, la presidenta madrileña ha firmado recientemente un Protocolo de Prevención y Extinción de Incendios Forestales con sus homólogos de Castilla-La Mancha y Castilla y León que establece una Zona de Actuación Conjunta ante Incendios Forestales (ZACIF) de 5 kilómetros de terreno forestal a ambos lados de la línea divisoria entre ambas regiones.