El pasado viernes 17 de julio el bulevar de la calle Camilo José Cela acogió el homenaje que desde el Ayuntamiento de Las Rozas se organizó, en representación de todos los roceños, en memoria de las víctimas y en agradecimiento a los héroes que han combatido frente al COVID19 de todas las formas posibles.

En un acto cuyo aforo se redujo a 200 personas por seguridad y que contó todas las medidas de prevención necesarias, se trató de dar representación entre los asistentes a toda la sociedad roceña de una forma u otra, y protagonismo a las víctimas, sanitarios y voluntarios. También al resto de trabajadores que con su esfuerzo han contribuido a garantizar la seguridad en lo posible y a hacer viable la situación de confinamiento para quienes más ayuda necesitan.

Un acto abierto a todos los vecinos

Para contrarrestar las inevitables restricciones del número de asistentes el Ayuntamiento de Las Rozas realizó un esfuerzo especial para emitir en directo el homenaje mediante streaming a través del canal municipal de Youtube -https://bit.ly/CanalAytoLasRozas-, donde se encuentra disponible para aquellos vecinos que deseen ver la grabación.

voluntarios de la pandemia en Las Rozas

Escultura

El acto comenzó descubriendo la escultura ‘El campo de las decisiones’, de la reconocida artista roceña Marta Sánchez Luengo. Se trata de una pieza fabricada en bronce, cobre y hierro, que permanecerá al principio del bulevar Camilo José Cela, donde tuvo lugar el homenaje, en recuerdo permanente de las víctimas y la excepcional situación de lucha contra el coronavirus que ha generado la pandemia.

La obra puede ser leída como una visión conjunta de la lucha a la que se ha enfrentado la sociedad durante la crisis, además de un homenaje a las víctimas.

En memoria de los fallecidos, el alcalde de las Rozas, José de la Uz, acompañó a varios familiares de víctimas del coronavirus en el encendido de las últimas piezas de un gran lazo formado por velas, que permaneció encendido durante todo el acto como símbolo de su presencia. Tras el encendido de las velas se guardaron dos minutos de silencio en recuerdo de quienes nos han dejado antes de tiempo a causa de esta enfermedad.

Homenaje

Para finalizar el acto, el alcalde de Las Rozas, José de la Uz, señaló que el Ayuntamiento ha celebrado este homenaje “con toda el cariño y con todo el respeto hacia las víctimas, sus familias y amigos, un acto que considerábamos absolutamente imprescindible realizar. Han sido meses muy duros. Los familiares de las víctimas, nuestros vecinos han sufrido no solo la pérdida de sus seres queridos, sino también unas circunstancias muy difíciles, muy duras y muy extrañas, que muchos de ellos aun necesitan poder cerrar. Y este municipio de Las Rozas, como siempre, tiene presente a sus vecinos, a su gente. Y desde hoy, este recuerdo permanente con esta escultura”. “No podemos –continuó De la Uz- devolver a las personas que hemos perdido, pero si podemos prometer tenerles presentes en nuestro corazón y en nuestro recuerdo”.

Los héroes

El homenaje a la memoria de las víctimas y en apoyo a sus familiares fue parejo en el acto al agradecimiento que, en nombre de toda la sociedad, se mostró a quienes han luchado en primera línea contra la enfermedad y a quienes con su trabajo han ayudado a los más lo necesitan y han permitido, aún a riesgo propio, el confinamiento del resto de la sociedad.

En representación de todos los sanitarios tomó la palabra Marisol Galván, directora de los Centros de Salud de Monterrozas y Las Matas. Por parte de los voluntarios, que han jugado un papel crucial de asistencia durante toda la pandemia, intervinieron tanto Marcela Higuita, en representación de los más de 500 voluntarios inscritos en la plataforma Las Rozas Conecta, como Beatriz Plaza, que lo hizo en nombre de los voluntarios de la Agrupación de Protección Civil de Las Rozas.

El homenaje contó también con la participación de El Coro Villa de las Rozas, el pianista Daniel del Pino, el tenor Alain Damas y la soprano Laura Fernández. Durante el acto interpretaron varias piezas musicales como el Ave María de Schubert, el Estudio Nº1 de J. Grundman o el estudio Op.10 nº3 de Chopin, además del aria Nessun Dorma o What a worderful Word, entre otras piezas.