Los tres municipios reinciden como pobres en gasto social

El Ayuntamiento de Galapagar, el de Torrelodones y Collado Villalba son los tres municipios del noroeste que vuelven a suspender en gasto social. La Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales ha realizado por cuarto año consecutivo un análisis de los presupuestos de los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes dedican a “Servicios Sociales y Promoción Social”. Los datos corresponden al presupuesto liquidado de 2018, que publica el Ministerio de Hacienda en su portal de servicios telemáticos.

A partir de esta información se califica a los ayuntamientos en tres categorías, en función de determinados criterios de inversión social:

– Excelentes: 28 ayuntamientos (3 menos que el año anterior)

– Precarios: 34 ayuntamientos (6 menos que el año anterior)

– Pobres: 38 ayuntamientos (18 menos que el año anterior)

Pobres en gasto social

La Comunidad de Madrid es la que aporta un mayor número de ayuntamientos pobres en gasto social (13); seguida por la Comunidad de Valencia (6), Andalucía (5), Extremadura (4), Castilla-La Mancha (3), Baleares y Murcia (2) y Canarias y Cantabria (1).

Si bien dos de cada tres ayuntamientos de esta lista repiten con respecto al año anterior, la Asociación destaca que el número de municipios se ha reducido con respecto a 2017, cuando había 41 consistorios.

Algunos de ellos, como Galapagar, Torrelodones o Collado Villalba repiten en el ranking. En Galapagar en 2018 el presupuesto destinado a gasto social fue de 20, 56 euros (20,32 euros en 2017); en el caso de Torrelodones la inversión fue menor en 2018 con 31,47 euros por habitante (34,71 euros en 2017) y Collado Villalba también redujo el gasto social al pasar de 36,25 euros a 35,59 euros (2018).

El Ayuntamiento de Torrelodones contestó el año pasado a través de una nota de prensa asegurando que no compartía el procedimiento seguido por la Asociación a la hora de calcular la inversión social de este municipio, ya que no habían tenido en cuenta el presupuesto de la Mancomunidad THAM, de la que forma parte Torrelodones. De hecho, este año vuelve a insistir que, incluyendo a la Mancomunidad, la inversión social por habitante se acerca a los 75 euros, en lugar de los 31,47 euros a los que se refiere el informe de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales. En una nota de prensa incluyen además que las inversiones son de carácter transversal y se realizan desde otras concejalías y no solo desde la de Servicios Sociales (subvenciones a AMPTAS, residencia de mayores, asociaciones y clubes).

Otro de los ayuntamientos pobres en gasto social es uno de los considerados más ricos de España: Pozuelo de Alarcón, que ha reducido su inversión social pasando de 40,75 euros a 38,96 euros.

Excelencia social

En el lado opuesto se encuentran ayuntamientos que alcanzan la excelencia en inversión social; esto es, que superen los 100 euros por habitante al año.

La Comunidad Autónoma de Andalucía vuelve a ser la que tiene mayor número de ayuntamientos con “Excelencia Social” (10), seguida de Cataluña (5), la Comunidad Valenciana (3) Castilla y León, Baleares y País Vasco (2) y Aragón, Asturias y la Comunidad de Madrid (1).

De hecho, es el Ayuntamiento de Madrid, con 127,20 euros por habitante, el que más invirtió en gasto social en 2018 de la Comunidad.

Precarios en gasto social

La Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales y añade un tercer grupo, aquellos cuyo gasto social en 2018, sin estar por debajo del 60% de la mediana del gasto del conjunto de ayuntamientos mayores de 20.000 habitantes (42,71 euros) ha sido inferior a 50 euros por habitante y año, a los que califican de precarios en materia de Servicios Sociales.

En este ranking en la Comunidad de Madrid está Parla (43,31 euros), Rivas-Vaciamadrid (44,99%), Tres Cantos (45,61%), Las Rozas (46,97%), Boadilla del Monte (49,28%) y Majadahonda (49,54%).