El alcalde de Galapagar, Alberto Gómez, ha leído hoy un manifiesto del Ayuntamiento y de los vecinos de La Navata, con respecto a las concentraciones que se suceden desde hace meses en la casa de Pablo Iglesias.

Seguidamente reproducimos el manifiesto del Ayuntamiento, que ha contado con el apoyo del PSOE, Ciudadanos, Unidas por Galapagar y Más Madrid Galapagar.

“El Ayuntamiento condena cualquier tipo de manifestación o acoso como los que está viviendo el vicepresidente del Gobierno y la ministra de Igualdad en las viviendas privadas de los vecinos de Galapagar ya sean estos cargos públicos, políticos o personas particulares.

El equipo de gobierno defiende la libertad de expresión y de manifestación. No obstante, considera que las concentraciones que se realizan a diario en el domicilio particular de Pablo Iglesias e Irene Montero se han convertido en una situación insostenible para ellos y los residentes de esas calles y colindantes, quienes se han quejado por las molestias ocasionadas y las concentraciones que no son en ningún caso deseables en un estado de derecho por vulnerar el derecho a la intimidad personas y el respeto de su vida persona y familiar.

Ante esta situación, como cargos públicos defensores de la democracia, la tolerancia, el respeto y la convivencia ciudadana, reclamamos una respuesta firme que ponga a fin a la situación por parte de las autoridades competentes.

Todos nos comprometemos a trabajar para que Galapagar sea un municipio libre de odio y discriminación y el diálogo, la convivencia y el respeto mutua sean lo habitual en nuestro municipio.

Por todo ello, el Gobierno local con apoyo PSOE, Ciudadanos, Unidas por Galapagar y Más Madrid Galapagar y los vecinos de la comunidad de propietarios de Riomonte hacemos un llamamiento a todos los ciudadanos a respetar el derecho ineludible a la intimidad en nuestras vidas privadas, rogamos a los galapagueños y al resto de personas que acuden a la Navata a que cesen de personarse en dicha localización por la convivencia en nuestro municipio”.