Para Ciudadanos Torrelodones, el parque de Pradogrande es un pozo sin fondo

Al recién inaugurado parque de Pradogrande se suma ahora una nueva partida, aunque al parecer no será la última. Hasta el momento, el parque de Pradogrande ha supuesto un desembolso cercano a los 600.000 euros.

Algo criticado por los partidos políticos. Desde Ciudadanos Torrelodones, su portavoz, Marta López, incidió durante la sesión del pleno de este martes en que una vez acabada la primera fase del “exitoso diseño colaborativo que tanta admiración ha causado entre los torresanos”, con un coste inicial de 385.110,55 euros, antes de tener que realizar una nueva inyección por importe de 68.750 euros al aparecer de manera “inesperada” granito en las zanjas de instalaciones, no ofrece el resultado positivo que con menores inversiones se ha conseguido en otros grandes parques como el Floridablanca.

Por si este desfase no fuera suficiente, Marta López indicó que el equipo de gobierno destinará otros 125.000 euros más del dinero público. Esta vez para hacer frente a una segunda fase de remodelación del parque, “no sólo para optimizar todo el espacio del que aún se dispone no remodelado, también para incrementar y mejorar el uso del parque, que se supone era la finalidad principal de la primera fase”.

Improvisaciones en Pradogrande

Sobre lo ya remodelado, ahora hay que subsanar errores y carencias, instalar pavimentos permeables, corregir escorrentías no observadas previamente; plantar árboles de sombra, arbustos y colocar bancos funcionales y papeleras, que no fueron previstos, y dotar de una zona de mayores que tampoco se tuvo en cuenta.

“Esta nueva intervención no coincide con la que preveía la memoria del proyecto para la segunda fase; entre otras, renovación de la atalaya del Carmen, rehabilitación del refugio de la guerra civil, y árboles artificiales en la zona del ferial”. “Por lo que deducimos que aún queda una tercera fase”.

“Todas estas circunstancias, constituyen un despropósito vistos los resultados, que obedecen a la falta previsión e improvisación, aceptando como genialidad un proyecto que es puro humo además del pozo sin fondo económico que representa”.