José Ramón Regueiras

José Ramón Regueiras, alcalde de Hoyo de Manzanares. Imagen de archivo

La Audiencia Provincial de Madrid ha dictado “libre absolución” para José Ramón Regueiras, alcalde de Hoyo de Manzanares, y al letrado municipal, Javier Cardona. Revoca, de esta forma, la sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal nº 11 de Madrid, que condenó a ambos el pasado 28 de septiembre de 2018 por los delitos de desobediencia y usurpación de funciones públicas.

La condena por desobediencia, ahora revocada, pedía 12 meses de multa con una cuota de 32 euros, e inhabilitación especial para empleo o cargo público durante dos años.

En cuanto a la otra sentencia, por usurpación de funciones públicas, la condena era de dos años de prisión e inhabilitación especial para el derecho de sufragio.

La moción de censura

La sentencia del Juzgado de lo Penal se refería a la moción de censura del 28 de enero de 2008, que llevaron a cabo el PIPHoyo, el PSOE e IU contra el entonces alcalde del PP, José Antonio Antolínez Sousa y el cómputo del voto de la entonces concejal Carmen Martínez Torralba. En el momento de la votación, la ex edil del PIPHoyo dijo no, y rectificó instantes después para decir sí.

Un poco de historia

El 28 de marzo de ese año, y tras un recurso interpuesto por el PSOE, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo sentenció que se había producido un error en el cómputo de la votación. Posteriormente, el 13 de mayo de 2009 en un pleno extraordinario se dio cumplimiento a la sentencia. Sin embargo, el alcalde y los tres concejales del PP presentaron un recurso de apelación y, finalmente, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid revocó la sentencia. Al no llevarla a cabo, los demandantes presentaron una denuncia al Juzgado de lo Penal.

La Audiencia Provincial

La Audiencia Provincial de Madrid reconoce que la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid “no contiene mandato alguno ni pronunciamiento que debiera ser ejecutado en vía judicial…Su ejecución queda en el ámbito de la administración”.

En cuanto a las reiteradas peticiones para que José Ramón Regueiras cesara por parte del alcalde depuesto, el entonces secretario del Ayuntamiento, la vicesecretaria interventora y el letrado municipal, a juicio de la Audiencia “no tienen la relevancia y el alcance que el juzgador le atribuye, pues son parte implicadas en el desarrollo de los hechos y se mostraban favorables a las posiciones contra la moción de censura”. Por lo que se refiere al entonces letrado municipal, la sentencia reconoce que “interpuso un recurso de apelación sin autorización del Pleno”.

“El órgano al que correspondía dar ejecución al recuento de votos de la moción de censura era el Pleno del Ayuntamiento”. Por esto, “los hechos no son constitutivos del delito de desobediencia por el que fueron condenados en la sentencia”.

Delito de usurpación de funciones públicas

En cuanto al otro delito de usurpación de funciones públicas, el auto de la Audiencia asegura que no fue tal, pues no hubo un Pleno que impugnara al del 10 de marzo de 2008.

Por todo ello, la Audiencia Provincial de Madrid revoca la sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal y absuelve a José Ramón Regueiras y al letrado, Javier Cardona, de los delitos de desobediencia y usurpación de funciones públicas.

Contra esta sentencia no cabe recurso.