El pasado 13 de abril se celebró la última jornada de la Liga Madrileña de Boccia. En la competición, que tuvo lugar en el Polideportivo de Navalcarbón de Las Rozas de Madrid, Javier Martínez Fernández-Aceytuno se hizo con la medalla de oro tanto en la modalidad individual como en la de parejas.

Durante la jornada se celebraron las semifinales y las finales de todas las categorías.

En las semifinales de la categoría BC3, Javier Martínez Fernández-Aceytuno logró un resultado de 9-0 frente a Yahia Zaimi.

“A pesar de la diferencia en el marcador fue un encuentro complicado en el que tuve que emplearme a fondo para lograr la victoria. No fue fácil. No obstante, las sensaciones que tuve durante el partido fueron muy buenas y disfruté mucho del juego”, relata Javier Martínez Fernández-Aceytuno.

Gracias a esta victoria logró el pase para la final que le enfrentó a su gran amigo Alejandro Morillas en lo que iba a ser un partido en la cumbre.

No hay que olvidar que Alex se alzó con el triunfo en el partido que les enfrentó en la primera fase y que llegó al desempate.

A pesar de que Javier perdió el primer parcial por 0-2, las sensaciones fueron muy buenas desde el principio y así pudo remontar en el segundo parcial. Aunque el resto del partido fue muy emocionante e igualado, finalmente consiguió aumentar la ventaja hasta el definitivo 9-2.

Homenaje del Ayuntamiento de Las Rozas

Por otro lado recordar que en la anterior jornada, celebrada en la Universidad Europea de Madrid, junto con sus compañeros Rafa Cacho y  David Humanes consiguió la medalla de oro en la competición de parejas.

Al final de la competición el Ayuntamiento de Las Rozas celebró un homenaje al deportista local Javier Martínez Fernández-Aceytuno. En él se descubrió una placa que será colgada y dará nombre a una de las salas multidisciplinares del Polideportivo de Navalcarbón.

En el acto participaron el alcalde de Las Rozas, José de la Uz, diferentes concejales de los partidos políticos, familiares y amigos.

Por último tuvo lugar la ceremonia de entrega de medallas y trofeos en la que los tres primeros clasificados de cada categoría recibieron su presea.

Tras el descanso de la Semana Santa,mañana lunes el deportista retomará los entrenamientos en el Polideportivo de Navalcarbón. “Lo haré con el principal objetivo de continuar con la preparación para el Open Mundial que tendrá lugar en Hong Kong del 12 al 19 de mayo”.

La Boccia, deporte paralímpico

El deporte de la boccia lo practican personas en silla de ruedas que tienen parálisis cerebral o discapacidad física severa, y que se colocan en uno de los extremos del campo, desde donde lanzan las bolas.

La competición se estructura por clases de discapacidad: la BC1 corresponde a deportistas que lanzan con manos o pies y precisan ayuda de un asistente; los de la BC2 son aquéllos que pueden lanzar sin ayuda; la BC3 precisa asistencia y realiza los lanzamientos a través de una canaleta; todos ellos tienen parálisis cerebral. La categoría BC4 engloba a los  deportistas con discapacidad física grave. Por último, la categoría BC5 la juegan deportistas con discapacidad física moderada.