El Plan Vive llega a Torrelodones

La Comunidad de Madrid va a reservar una parcela de suelo público para construir once viviendas de alquiler en Torrelodones. La iniciativa se enmarca en el “Plan Vive”, que prevé construir 15.000 nuevos pisos en régimen de alquiler asequible durante esta legislatura.

En esta primera fase se reservarán 24 nuevas parcelas de suelo público para construir 2.774 viviendas en alquiler que la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad cederá a la de Vivienda y Administración Local para incorporarlas al Plan Vive.

La Comunidad dispone ya de 1,2 millones de metros cuadrados de suelo público identificado en 43 municipios de la región, y el Gobierno autonómico está abierto a la participación de aquellos municipios que cuenten con suelo y quieran formar parte de este Plan.

Suelos cedidos por promotores

El suelo que se moviliza procede de las redes supramunicipales, es decir, de aquellos suelos cedidos por los promotores privados para el desarrollo de equipamientos y servicios, con el objetivo de destinarlo a viviendas en alquiler que tengan un precio asequible para los madrileños.

De hecho, el alquiler de las viviendas será más bajo que los precios de mercado, entre un 40% y un 50%.

En trece municipios

Las parcelas, que tienen capacidad para albergar 2.774 viviendas, están ubicadas en 13 municipios de la región.

Además de las 11 viviendas de alquiler en Torrelodones, también habrá en otros municipios: Campo Real (1 parcela para 21 viviendas), Colmenar Viejo (4 parcelas para 447 viviendas), Daganzo (1 parcela para 145 viviendas), El Boalo (1 parcela para 5 viviendas), El Escorial (5 parcelas para 113 viviendas), Getafe (2 parcelas para 1.029), Humanes (1 parcela para 50 viviendas), Navalcarnero (2 parcelas para 248 viviendas), Rivas Vaciamadrid (1 parcela para 116 viviendas), Torrejón de la Calzada (3 parcelas para 141 viviendas), Velilla de San Antonio (1 parcela para 153 viviendas) y Villalbilla (1 parcela para 294 viviendas).

Nueva Ley de Urbanismo

Asimismo, y según fuentes de la Comunidad, el Gobierno regional trabaja ya en una nueva Ley de Urbanismo y Suelo que recoge la liberalización de suelo público, eliminando y reduciendo cargas, con el objetivo de abaratar el precio de las viviendas, así como una adaptación a las nuevas necesidades de los ciudadanos.