El portavoz socialista, Manuel Fort, ha solicitado en junta de portavoces la convocatoria extraordinaria de la Junta local de Seguridad para abordar los problema de seguridad en Majadahonda. Asimismo, ha pedido mayor presencia policial.

“En las últimas semanas vecinos y comerciantes nos han mostrado su preocupación ante los numerosos robos en viviendas comercios o restaurantes comerciales, más de una decena, que se están produciendo en el casco antiguo de la localidad”, explican desde el PSOE de Majadahonda.

Este verano ya mostramos nuestra preocupación, ya que Majadahonda tuvo en 2018 el mayor incremento de robos de todos los municipios de la Comunidad de Madrid. Denunciamos los robos en viviendas que se produjeron en la zona de las Huertas y la calle Isaac Albéniz y solicitamos que la oposición forme parte de la Junta Local de Seguridad y reciba información de seguridad por parte del equipo de gobierno. A día de hoy, no se ha producido ninguna de las dos situaciones pese al compromiso público del alcalde”, ha señalado el portavoz socialista, Manuel Fort.

Menos agentes

“Los ciudadanos reclaman mayor presencia policial en las calles mientras la plantilla de Policía Local se ha visto drásticamente reducida desde el año 2007 a la actualidad, contando con un 35% menos de efectivos según indican fuentes de Policía Municipal. Es decir, hemos pasado de 140 agentes en 2007 a 116 agentes a día de hoy”.

“Esta situación provocada por jubilaciones que no han sido reemplazadas, unida a la actuar organización de la Policía Municipal con la asignación de agentes destinados en servicio de vigilancia a otros departamentos ha ocasionado que contemos con cuatro patrullas menos, en turno de mañana y tarde de lunes a sábado y dos patrullas menos en turnos de noche y festivos. Es decir, actualmente contamos con seis patrullas por turno de mañana y tarde y tres en el turno de noche para cubrir a una población de 73.000 habitantes”.

Esta situación está llevando a una preocupante falta de agentes policiales en la vía pública lo que conlleva un aumento de la seguridad y de la alarma social entre los vecinos que están sufriendo robos, hecho que contrasta diametralmente con la falsa imagen que el alcalde quiere dar afirmando que siguen disminuyendo los índices delictivos y que Majadahonda es una de las ciudades más seguras de España”, ha indicado Fort.