El Ayuntamiento de Majadahonda, a través de la empresa municipal Patrimonio Municipal de Majadahonda (PAMMASA), cederá temporalmente pisos de emergencia para solicitantes de asilo y refugio.

Así se pone de manifiesto en el protocolo de intenciones firmado en Cibeles entre el alcalde, José Luis Álvarez Ustarroz, y el regidor madrileño, José Luis Martínez Almeida. Gracias al convenio, estas personas dispondrán de hasta diez alojamientos de dos o más habitaciones en la localidad, que garanticen sus necesidades básicas en estas fechas y en tanto en cuanto la red municipal de acogida se encuentre completa.

Álvarez Ustarroz destacó el espíritu solidario de Majadahonda y recordó que desde el año 2015 y gracias a un acuerdo de Pleno aprobado por unanimidad, la ciudad se adhirió a la red de municipios de acogida. “Es ahora cuando de la mano del Ayuntamiento de Madrid y de otras corporaciones vecinas, vamos a dar un paso adelante para ayudar a estas personas que huyen de regímenes totalitarios en busca de libertad”.

Las Rozas y Pozuelo

Además de Majadahonda, los ayuntamientos de Pozuelo y Las Rozas firmaron también el convenio con el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.

Gracias a este protocolo y a los firmados con los alcaldes de Pozuelo y Las Rozas, Madrid dispondrá de un total de 20 alojamientos de emergencia con los que contribuir la situación que la crisis migratoria de personas solicitantes de asilo está provocando en la capital. El objetivo de estos convenios es la colaboración entre municipios para garantizar el alojamiento de emergencia así como la cobertura de las necesidades básicas de las personas solicitantes de asilo y refugio.

El Ayuntamiento de Majadahonda cederá diez viviendas, el de Pozuelo nueve y el de Las Rozas, una. La finalidad es paliar la situación de emergencia que la crisis migratorio de personas solicitantes de asilo está provocando en la capital.

El Ayuntamiento de Madrid, por su parte, se compromete a utilizar estos recursos de acuerdo con sus protocolos de emergencia cuando su red de acogida municipal se encuentre completa y hasta que estas personas puedan acceder al Sistema de Protección Social de competencia estatal, una vez que se admite a trámite su solicitud de asilo y refugio.