De la Uz pide “neutralizar la estrategia de blanqueo histórico de ETA que algunos quieren imponer a toda la sociedad”

Veintidós años después del secuestro y asesinato del concejal del PP en Ermua Miguel Ángel Blanco a manos de ETA, Las Rozas ha rendido hoy homenaje a su memoria y la de todas las víctimas del terrorismo en el “Parque Espíritu de Ermua” de La Marazuela.

Con la presencia de representantes de los grupos políticos municipales, autoridades y vecinos del municipio, el Ayuntamiento ha celebrado, en colaboración con la Fundación Miguel Ángel Blanco, un acto bajo el lema “La voz de las manos blancas” para recordar a las víctimas y sus familias y mantener vivo el Espíritu de Ermua.

“Aquellos días, calles y plazas de cientos de municipios de España se llenaron de ciudadanos reclamando la vuelta a casa de Miguel Ángel Blanco, con el que de manera masiva nos identificamos: Miguel Ángel podía ser nuestro vecino, nuestro amigo, nuestro familiar; el sufrimiento de su familia, de sus padres, el de su hermana, el nuestro”, destacó el alcalde de Las Rozas, José de la Uz, en el manifiesto que leyó durante un acto en el que se guardó un minuto de silencio y se interpretaron varias piezas musicales a cargo de la Orquesta y Banda Municipal de Las Rozas.

Un cambio en la sociedad

De la Uz destacó “que el asesinato de Miguel Angel Blanco lo cambió todo en la sociedad y en la lucha contra el terrorismo”. “Millones de españoles nos revelamos ante aquella cruel cuenta atrás que acabó lamentablemente con un vil asesinato”.

“Las manos blancas se han convertido en un símbolo de la lucha por la libertad, la justicia y la dignidad”, apuntó el regidor. “En Las Rozas hemos querido honrar hoy su memoria, como lo hicimos hace pocos meses al darle a este parque el nombre de “Espíritu de Ermua”. Para que las generaciones que nos siguen pregunten y sigan trasladando el mensaje de unos días que todos recordamos y que nunca olvidaremos”, concluyó De la Uz.