Las pistolas eléctricas Taser son armas no letales que permitirán mejorar la seguridad

El Ayuntamiento de Las Rozas ha decidido sumar al equipamiento de la Policía Local pistolas eléctricas Taser con el objetivo de mejorar las condiciones de seguridad en las que realizan su trabajo, y por tanto de mejorar la protección para todos los vecinos.

Estos dispositivos, que se están incorporando de forma paulatina a las policías de los países desarrollados y más garantistas en su legislación, funcionan lanzando dos dardos conectados al arma que al alcanzar el cuerpo del individuo a someter generan una descarga eléctrica que le paraliza permitiendo su detención de una forma segura.

Se trata de medios de defensa homologados que no generan ningún peligro para la persona que recibe el impacto, ya que la descarga es perfectamente asumible por el cuerpo humano.

Sistema de grabación de las pistolas eléctricas Taser

La propia pistola cuenta con un sistema de grabación del episodio que se activa automáticamente al hacer uso del arma, con lo que queda auditada en todo momento la actuación de los agentes.

Este equipamiento, por tanto, aporta un gran valor añadido al trabajo de los agentes en la hora de reducir a individuos violentos, fuera de control, con facultades mentales alteradas o armadas que se enfrentan a los propios policías o a terceras personas.

Antes de su puesta en servicio los agentes recibirán una formación específica tanto sobre su uso, características técnicas y funcionamiento, como sobre la legislación que ampara su utilización. Además, la Policía Local de Las Rozas generará un manual específico de procedimiento que regulará su uso.

Nuevos chalecos y armas

Estos nuevos dispositivos, que estarán listos para su uso en servicio dentro de varias semanas, se suman a los nuevos chalecos de protección personal y armas que ya están recibiendo los agentes de la Policía Local de Las Rozas.

En cuanto a los chalecos de autoprotección, se trata de 147 unidades con funda interior de uso unipersonal, con funda de repuesto y bolsa de transporte, que cuentan con protección antibala y anti-cuchillo. Cada uno de estos chalecos está adaptado al género y talla de cada uno de los componentes de la plantilla, y ya han sido distribuidos al total de la plantilla.

En lo que respecta a las nuevas armas, son 70 Glock más actuales con varias mejoras en el diseño para mejorar la durabilidad, la precisión y el rendimiento del arma, así como cambios en la empuñadura para un manejo más cómodo y adaptado a cada tirador, ya que se trata de modelos aptos para diestros y zurdos.

Además, la embocadura del cargador ha sido ensanchada para permitir un mejor cambio de cargador en situaciones de estrés. Las nuevas armas empezarán a distribuirse entre los agentes a partir del próximo 1 de junio.