Estos días se está disputando en Sevilla el Campeonato de Europa de Boccia. Once deportistas españoles compiten en las modalidades individual, por parejas y equipos. La competición repartirá catorce plazas clasificatorias para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

El deportista Javier Martínez Fernández-Aceytuno compite en BC3 por parejas, una competición que se celebrará los días 30 y 31 de agosto. Él entrena entre tres y cuatro días a la semana en el Polideportivo de Navalcarbón de Las Rozas.

En esta ocasión participará junto a Wafid Boucherit y Verónica Pamies, dos compañeros de su máxima confianza. Además contarán con el imprescindible apoyo de nuestros técnicos Ramiro B. Gil, Gloria Herranz y Sergio Marín. Juntos se enfrentarán a selecciones como Reino Unido, Rusia, Francia, Polonia, Portugal, Suecia y Grecia.

Equipo español

El equipo español que competirá en el Open lo completan Ferrán Ribas, Serafín Rodríguez, Amagoia Arrieta, Raúl Martín, Benito Sánchez, Vasile Agache, Ramón Prat y Ángela Naveira; y los técnicos Ignacio Tormo, Félix López,  María Valdés, Alma Cuesta, Inma Peñalver y los seleccionadores Carlos Varela y Francisco Padilla.

Para terminar de perfilar la preparación, el primer fin de semana de agosto tuvieron una concentración. Allí, se establecieron las estrategias que se aplicarán en el campeonato, y que ha continuado poniendo en práctica en estas últimas semanas.

Javier Martínez asegura que afronta el campeonato “con mucho optimismo y confianza gracias a las sensaciones que estoy teniendo en los últimos entrenamientos. No obstante, como siempre, el objetivo es ir partido a partido”.

Durante estos dos últimos meses, he continuado entrenando en el polideportivo Dehesa de Navalcarbón entre tres y cuatro días a la semana.

 La Boccia, deporte paralímpico

Este campeonato europeo está organizado por la Federación Española de Deportes de Personas con Parálisis Cerebral y Daño Cerebral Adquirido (FEDPC), en colaboración con la Federación Internacional de Boccia (BisFed). Además de España como país anfitrión, la lista la conforman Alemania, Azerbaiyán, Bélgica, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Francia, Gran Bretaña, Grecia, Hungría, Israel, Italia, Noruega, Polonia, Portugal, República Checa, Rusia, Suecia, Países Bajos, Turquía y Ucrania.

El deporte de la Boccia lo practican personas en silla de ruedas que tienen parálisis cerebral o discapacidad física severa, y que se colocan en uno de los extremos del campo, desde donde lanzan las bolas.

La competición se estructura por clases de discapacidad: la BC1 corresponde a deportistas que lanzan con manos o pies y precisan ayuda de un asistente; los de la BC2 son aquéllos que pueden lanzar sin ayuda; la BC3 precisa asistencia y realiza los lanzamientos a través de una canaleta. Todos ellos tienen parálisis cerebral.

La categoría BC4 engloba a los  deportistas con discapacidad física grave. Por último, la categoría BC5 la juegan deportistas con discapacidad física moderada.