El Plan APARCA+T

El presidente, Ángel Garrido, y la consejera de Transportes, Rosalía Gonzalo

El Plan APARCA+T, que pone en marcha la Comunidad de Madrid, pretende reducir el tráfico de vehículos privados en la capital

Collado Villalba y Torrelodones son las dos localidades de la A6 a las que llegará el Plan APARCA+T, que pondrá en marcha la Comunidad de Madrid, con una inversión de 200 millones de euros.

El Plan APARCA+T permitirá integrar todos los aparcamientos disuasorios que hay en la actualidad en una red que gestionará el Consorcio Regional de Transportes.

El anuncio de este Plan lo ha realizado el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, en la Asamblea de Madrid durante el debate del Estado de la Región.

El Plan APARCA+T prioriza el uso de los aparcamientos disuasorios para las personas que vayan a utilizar el transporte público. Para ello, se instalarán sistemas de control de acceso y un sistema de tarifas ligado a ese uso, que asegurará su gratuidad a los usuarios del transporte público.

En la actualidad la Comunidad de Madrid cuenta con 75 aparcamientos disuasorios repartidos por una treintena de municipios de la región, lo que supone una oferta de cerca de 30.000 plazas. Con estas plazas, las ampliaciones en estos mismos aparcamientos y la creación de otros nuevos el Plan APARCA+T (APARCATE) alcanzaría un total de 91 aparcamientos con más de 46.000 plazas que permitirán reducir el tráfico de acceso a la capital durante la hora punta.

El Plan APARCA+T: dos líneas de actuación

El Plan contará con una inversión de 200 millones de euros y comprende dos líneas de actuaciones: la primera de ellas, ampliar y adecuar los aparcamientos ya existentes (identificarlos con una nueva imagen, acondicionarlos, dotarlos de vigilancia, integrarlos en la plataforma de gestión, instalación de barreras, delimitación de plazas…). En segundo lugar el Plan APARCA+T recoge también la construcción de nuevos aparcamientos –un total de 16- en puntos estratégicos de la región ligados a los corredores de entrada y salida en la capital.

Los primeros resultados se visualizarán de forma inmediata porque antes de que finalice esta legislatura se integrarán los 5 primeros aparcamientos con la nueva marca. Se trata de los aparcamientos de La Poveda, Rivas Futura, Rivas Vaciamadrid en el Corredor de la A-3, Colmenar Viejo en el Corredor de la M-607 y Ciudad Universitaria, que suman casi 4.500 plazas de aparcamiento.

Es parte de las actuaciones de una primera fase (2018-2021) que afectará en total a 29 aparcamientos con un total de 16.780 plazas y que tendrá una inversión de más de 75 millones de euros. De estos aparcamientos cuatro serían de nueva construcción: en Collado Villalba, San Sebastián de los Reyes, Ciempozuelos y Alcalá de Henares.

La segunda fase (2022-2025) comprende una inversión de unos 65 millones de euros en 30 aparcamientos con 15.020 plazas.

El Plan se completaría con una tercera fase (2026-2029) que afectaría a 32 aparcamientos, 14.360 plazas y una inversión estimada de 61 millones de euros.