el paso inferior bajo la A6

Arturo Martínez Amorós y Alfonso Serrano, ante la sede del Tribunal de Cuentas

El paso inferior bajo la A6 podría tener “presuntas irregularidades” en su ejecución

El presidente del Partido Popular de Torrelodones, Arturo Martínez Amorós, acompañado por el vicesecretario de Organización y Electoral del Partido Popular de Madrid, Alfonso Serrano, han presentado esta mañana ante la Fiscalía del Tribunal de Cuentas un informe sobre presuntas irregularidades detectadas en la ejecución del paso inferior bajo la A6, que une el Área Homogénea Sur y el Área Homogénea Norte de Torrelodones.

Según informan desde el PP de Torrelodones han intentado “infructuosamente” que el equipo de gobierno de Vecinos por Torrelodones diese explicaciones oportunas durante los plenos municipales. En total –aseguran los populares- han realizado hasta once preguntas a la alcaldesa y al concejal de urbanismo.

“La última respuesta recibida fue que acudiéramos a los tribunales para no hacerles perder más tiempo, cosa que hemos hecho en el día de hoy”.

La ejecución del paso inferior bajo la A6 se adjudicó a la empresa FCC Construcción, S.A, al considerar factores determinantes el precio y el plazo de ejecución ofertados.

Una vez adjudicada la obra, en el mes de abril de 2015, un mes antes de las elecciones municipales, se firmó el acta de replanteo y el 16 de abril de ese año se publicó el inicio de las obras.

Modificación en la obra del paso inferior bajo la A6

Posteriormente, FCC Construcción, S.A., planteó a los responsables del Ayuntamiento la necesidad de realizar un nuevo diseño y cálculo de la estructura completa del paso inferior; esto implicaba una ejecución del paso inferior bajo la A6 de características diferentes a las licitadas (proyecto modificado).

“Dada la premura de las elecciones y ante la eventualidad de tener que sacar una nueva licitación, el Ayuntamiento accedió a la petición de FCC de ejecutar un paso inferior de diferentes características a las licitadas”, informan desde el PP. Esto obligaba a una nueva licitación; sin embargo, el Ayuntamiento, en plena campaña electoral, “accedió a tramitar la modificación que -en opinión de la peritación de nuestros técnicos- debía suponer una baja de al menos 400.000 euros”.

Es decir, que se adjudicó una obra a una constructora en función de unas calidades, unos plazos y unos precios y finalmente la calidad fue inferior, el plazo no se cumplió y el precio debería haberse rebajado.

Ante esta situación, y sin obtener respuestas por parte del equipo de gobierno, el PP de Torrelodones ha optado por poner estos hechos en conocimiento de la Fiscalía “por si fueran constitutivos de delito”.