La consejera de Familia, Concepción Dancausa, ha visitado hoy Torrelodones y ha hecho balance del programa Vacaciones en Familia

El programa Vacaciones en Familia de la Comunidad de Madrid, dirigido a menores de entre 6 y 17 años que residen en los centros de protección a la infancia de la región, ha contado con un total de 105 participantes. Niños que ha disfrutado de parte de sus vacaciones escolares con una familia de acogida.

La consejera de Familia, Juventud y Política Social de la Comunidad de Madrid, Concepción Dancausa, ha hecho hoy balance del programa Vacaciones en familia durante su visita a la Residencia Infantil Nuestra Señora de Lourdes de Torrelodones, uno de los 20 centros de la red regional de protección a la infancia que han participado. La consejera también ha podido cambiar impresiones con algunas de las 104 familias que han abierto sus hogares y destinos vacacionales a estos menores.

En su visita, Dancausa ha estado acompañada por el alcalde de Torrelodones, Alfredo García-Plata, y la concejala de Educación, María Ángeles Barba.

“Nuestra apuesta siempre pasa por fomentar el acogimiento familiar frente al residencial por experiencias como esta, que ayudan a los niños a crecer como personas, mejorar sus relaciones con jóvenes de su edad y, en definitiva, ir construyendo su proyecto de vida”, ha subrayado Dancausa.

Vacaciones en familia

El programa Vacaciones en Familia, que ha cumplido este año su 14ª edición, se desarrolla durante las vacaciones escolares, entre el 1 de julio y el 15 de septiembre. Pueden participar en él todas las familias madrileñas que deseen disfrutar de esta experiencia de solidaridad. Este verano, del total de solicitudes aceptadas en esta edición tras asistir a las distintas sesiones informativas, 29 son monoparentales, de las que 23 están encabezadas por una mujer y las seis restantes por hombres.

La Comunidad de Madrid cuenta con una extensa red de acogimiento residencial para la infancia y adolescencia en situación de vulnerabilidad.

Actualmente este sistema dispone de 1.836 plazas, distribuidas en 98 centros en los que se asume temporalmente el cuidado y la educación de niños y adolescentes que carecen de un entorno que pueda satisfacer sus necesidades biológicas, afectivas y sociales Estas instituciones tienen encomendado, como principal objetivo, lograr que los niños recuperen su entorno familiar o buscarles uno adecuado siempre que sea posible, tal y como recoge la Ley 26/2015, de 28 de julio, de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia.