Vox Las Rozas discapacidad

Elena Garachana, concejal de Vox Las Rozas

La moción de Vox Las Rozas se rechazó con los votos del PP y la abstención de Ciudadanos

Durante el Pleno celebrado ayer, Vox Las Rozas presentó una moción para mejorar la situación de la personas con discapacidad.

La concejal de Vox, Elena Garachana, pidió a la Concejalía de Servicios Sociales la creación de un puesto de técnico especialista en discapacidad, la cesión de un piso de propiedad municipal para vivienda tutelada con la finalidad de conseguir más autonomía para esas personas y promover la empleabilidad de las mismas.

Garachana adujo que todas esas medidas eran “necesarias pero inexistentes hasta ahora”. No fue de la misma opinión el concejal de Servicios Sociales. José Luis San Higinio argumentó que “la discapacidad es la esencia del Partido Popular”. “Me pide algo que ya se está haciendo”, contestó a la edil de Vox.

“Voto inexplicable”

Por su parte, el Grupo Municipal Ciudadanos se abstuvo en el momento de la votación al no aceptar una enmienda de adición presentada por el PSOE, donde pedía instar a la Comunidad de Madrid a la creación de un Centro de Día para las personas en situación de discapacidad.

Para Vox Las Rozas, “el Partido Popular ha demostrado que una cosa es el programa político vendido en periodo electoral y otra cosa cuando se dispone de la posibilidad real de llevarlo a cabo y no se hace”.

VOX Las Rozas considera que este voto negativo, “totalmente inexplicable, pueda ser una represalia por su negativa a no apoyarles en la creación de la nueva Empresa Municipal”.

El resto de grupos: PSOE, Unidas por Las Rozas y los dos concejales no adscritos: Nando Di Lolli y Óscar Prados votaron a favor de la propuesta.

Rechazo a la Empresa Municipal de la Vivienda

En ese pleno, Vox Las Rozas votó en contra de transferir 828.000 euros a la Empresa Municipal de la Vivienda (actual INNOVA).

“No podemos consentir que el Ayuntamiento de Las Rozas destine, sin condiciones, nuestro dinero a una empresa con pérdidas acumuladas desde hace más de diez años, que se debería haber cerrado hace tiempo”.

El dinero que se va a transferir a INNOVA –argumenta Vox- procede del superávit municipal que en el Pleno de julio se aprobó destinar a amortizar préstamos.

Vox reiteró su compromiso de “eliminar gasto superfluo” y centrar las modificaciones presupuestarias en gasto esencial.