El objetivo del convenio con Bosques sin Fronteras es promocionar el cuidado e implicar a los ciudadanos

Reforestar y plantar árboles autóctonos es el objetivo del convenio que esta mañana se ha firmado entre la alcaldesa de Collado Villalba, Mariola Vargas, y la presidenta de la ONG Bosques sin Fronteras, Susana Domínguez.

La firma del convenio se ha producido con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, que se conmemora mañana 5 de junio.

La finalidad es promocionar el cuidado del arbolado en la localidad y concienciar e implicar a la población de la importancia que tiene para el bienestar común la protección y ampliación de los espacios verdes.

El acto ha servido para plantar un árbol autóctono en el Parque de la Poveda. El árbol, un fresno, lleva el nombre de Samuel, un niño que ha acudido acompañado por su madre a la plantación. A los vecinos que han ido al acto se les ha entregado plantones de especies autóctonas.

Collado Villalba Bosques sin Fronteras

Compromiso

El convenio define un marco de colaboración y compromiso entre el Ayuntamiento de Collado Villalba y Bosques sin Fronteras, dentro de la Red de Municipios Amigos de los Árboles. Ambas instituciones se comprometen a cuidar y mejorar el arbolado dentro del entorno urbano, buscando la implicación y concienciación de los vecinos.

Durante el acto, la alcaldesa, Mariola Vargas, ha destacado que Collado Villalba es un pueblo eminentemente verde. “Esta zona –la Dehesa Boyal- es la más concurrida por los vecinos, de ahí que se haya elegido este lugar para la plantación de esta especie autóctona”.

De igual forma, el concejal de Medio Ambiente, Iván Pizarro, ha incidido en que la firma del convenio pretende poner en valor el arbolado y más en Collado Villalba, a pie del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares.

Collado Villalba Bosques sin Fronteras

La ONG Bosques sin Fronteras

Bosques sin Fronteras es una asociación sin ánimo de lucro, cuyas actividades se enmarcan en el estudio y conservación de los árboles y bosques del planeta y, en concreto, del territorio español. La ONG, aunque tiene poco tiempo de vida, lleva desarrollando su actividad desde hace tiempo y colaborando con instituciones nacionales e internacionales, así como con empresas de diversos ámbitos en la labor de desarrollar trabajos que incidan en la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) y en la Responsabilidad Social Empresarial.

Su presidenta, Susana Domínguez, ha destacado que actualmente hay veinte municipios asociados, aunque la idea es ampliarlo.

Una de las acciones que llevan en marcha es el concurso, el árbol del año, que compite con el árbol europeo.

“Nuestro propósito es fomentar el respeto y el cuidado del árbol entre los ciudadanos para dar idea de lo importante que es para la salud”.