El alcalde, Alberto Gómez, y la concejala de Deportes, Mercedes Nuño, visitaron ayer las obras de reforma de los vestuarios y accesos a las pistas del Polideportivo municipal para comprobar in situ el estado de las mismas. Durante la visita estuvieron acompañados por Marcelo Escudero, quien da nombre a la instalación.

Las obras, que comenzaron a finales del mes de mayo, avanzan según lo previsto. Ya comienzan a verse los cambios que se están llevando a cabo para mejorar y adecuar los espacios a las necesidades reales y de ocupación, adaptando y modernizándolos.

Obras

Así, parte del suelo ya ha sido cambiado y ha finalizado la renovación de toda la instalación eléctrica y de fontanería. La edil delegada se ha mostrado muy esperanzada en que la reforma finalice acorde a la previsión, y así “hacer de este polideportivo una instalación acorde al nivel de los deportistas de nuestro municipio”.

Marcelo Escudero, por su parte, comentó al respecto de las obras que “estas reformas eran muy necesarias”, y que “los galapagueños usuarios de estas instalaciones sentirán gran motivación al poder contar con vestuarios renovados”.

El importe total de la reforma es de 351.104,64 euros (IVA incluido) y el plazo de ejecución del contrato es de seis meses.