Entrega de firmas

Entrega de firmas

El radar móvil solo funcionó un mes

El equipo de gobierno de Vecinos por Torrelodones ha aceptado la propuesta de acTÚa para implantar “elementos físicos reductores de velocidad en el Camino de Valladolid”. El cambio de opinión en VxT se produce tras la recogida de firmas por parte de acTÚa para instalar estos elementos.

El grupo municipal acTÚa presentó durante el pleno del mes de septiembre pasado un ruego, en el que pedían que “los ciudadanos que viven en el Camino de Valladolid, a la altura de Villa Paloyola, solicitan la colocación de un badén para obligar a los vehículos a reducir su marcha dada la alta velocidad por la que circulan y las dificultades de visibilidad de esta zona”.

Según acTÚa, en ese momento, el concejal de seguridad, Gonzalo Santamaría, denegó llevar a cabo esta actuación, “argumentando el elevado coste que supondría la implantación de un badén, así como el excesivo ruido que produciría si este fuese de goma”. Por el contrario, según acTÚa, la propuesta alternativa del equipo de gobierno fue “la adquisición-cesión por parte de la DGT de un radar móvil con el objetivo de sancionar a quien exceda de la velocidad obligada de circulación dentro de todo el municipio, medida que tan solo se aplicó un mes”. “Por lo que el problema continuaba sin resolverse”.

Cambio de opinión

Ahora, de acuerdo con la información de acTÚa, “la colaboración y participación ciudadana a través de esta recogida de firmas ha dado lugar a que el equipo de gobierno de VxT acepte la propuesta de acTÚa de la implantación de elementos físicos reductores de velocidad en el Camino de Valladolid rectificando su postura intransigente y, por tanto, adoptando las medidas correctoras pertinentes para el beneficio y seguridad de todos los torrelodonenses”.