“Los conflictos de intereses” de un concejal de Vecinos por Torrelodones

Vecinos por Torrelodones quiere aprobar con su mayoría absoluta el nuevo contrato de basuras –con una duración de 10 años y un presupuesto de 17 millones de euros– que “esquiva” la nueva ley de contratos. Así lo denuncian los cuatro grupos de la oposición: PP, Confluencia, PSOE y Ciudadanos

“El contrato de basuras que VxT quiere sacar adelante precipitadamente, tratando de sortear la entrada en vigor de la nueva ley de contratos del sector público y valiéndose de su mayoría absoluta, constituye la mayor partida del presupuesto municipal. Con una duración de 10 años, el nuevo contrato “impedirá implantar nuevos modelos de gestión de residuos durante la próxima década”.

Los grupos municipales Partido Popular, Confluencia Ciudadana, PSOE y Ciudadanos, tras intentar infructuosamente que el equipo de gobierno aceptase sus aportaciones, consideran que la redacción del contrato de gestión de los servicios de recogida de basura y limpieza viaria tiene a su juicio “muchas carencias”.

Carencias del contrato

La nueva ley de contratos, aprobada por todos los grupos parlamentarios y que entra en vigor el 9 de marzo, elimina las valoraciones subjetivas de los concursos, introduce el control interno en la gestión y reduce la participación de políticos en las mesas de contratación.

Otra de las cuestiones que destaca la oposición de Torrelodones es “la ausencia de participación ciudadana”. “Un contrato de más de 17 millones de euros, que afecta a todos los vecinos, debería contar con el concurso vecinal”.

También, apuntan los partidos de la oposición, el pliego propuesto por Vecinos por Torrelodones hipoteca al Ayuntamiento durante diez años. Para la oposición “el contrato debe de tener una duración como máximo de cinco años, con posibilidad de renovación”.

Los cuatro partidos de la oposición consideran que “el régimen sancionador previsto en el contrato es extraordinariamente leve y favorece que el incumplimiento salga a cuenta al concesionario”. Los cuatro grupos municipales proponen que además de los controles internos se incluya en el contrato el sometimiento a una empresa de auditoría externa.

Sospechas

El Partido Popular ve sospechosas las prisas existentes para realizar esta adjudicación y considera necesario realizar una auditoría externa que valide el cumplimiento del actual contrato.

Para Confluencia Ciudadana es fundamental que el contrato garantice la existencia de auditorías con personal funcionario cualificado a través de la Concejalía de Calidad de los Servicios Públicos.

En opinión del PSOE este es un contrato que perpetúa un modelo caduco, falto de ambición para evolucionar hacia modelos más avanzados y respetuosos con el medio ambiente. Tampoco está de acuerdo en que los ingresos por reciclaje se los lleve la empresa adjudicataria.

Por su parte, Ciudadanos apunta que el precio base de la licitación hace difícil que se pueda cumplir con todos los requerimientos del contrato y la escasa cuantía de las clausulas sancionadoras invitan a que dicho incumplimiento sea rentable

Vecinos por Torrelodones Hernando Martín Caballero“Conflicto de intereses” de un concejal de Vecinos por Torrelodones

En febrero de 2017, el Ayuntamiento informó de que Hernando Martín Caballero, hasta entonces concejal de Mantenimiento Urbano, había solicitado la baja de esas competencias por “futuros conflictos de interés”.

La empresa en la que trabaja Hernando Martín Caballero pertenece al grupo Sacyr, cuya división de Servicios Valoriza, se ocupa de la gestión de residuos. Actualmente es concejal de Innovación y Tecnologías del Ayuntamiento de Torrelodones.

Vecinos por Torrelodones cuenta con doce concejales en el Ayuntamiento. Tan solo le bastan once votos para sacar las propuestas adelante.