Las obras de accesibilidad en Rosario Manzaneque en Torrelodones se extenderán tres meses y medio

El Ayuntamiento de Torrelodones ha adjudicado ya las obras para mejorar la accesibilidad en la Avenida Rosario Manzaneque, por un importe de 220.000 euros.

La actuación se centrará en la mejora de la accesibilidad de todos los cruces de esta avenida, desde la Vía de Servicio de la A-6 hasta la Casa de la Cultura, con una solución similar a la ejecutada en el cruce con las calles Victoria-Francisco Lencina. La iniciativa consiste en el rebaje de los bordillos y pavimentos de pasos de peatones y en la instalación de pavimento podotáctil en todos ellos, en cumplimiento de la normativa actual.

Sustitución del pavimento en Rosario Manzaneque

Además, se renovará el resto del pavimento en los cruces, sustituyendo los adoquines de labra gruesa por losas de granito de labra fina, mucho más cómodas en la pisada. También se sustituirá el pavimento de adoquín de labra gruesa en los accesos de vehículos; en el ancho de la banda de tránsito peatonal que los atraviesa, que se modificará por adoquines de granito de labra fina.

Por otro lado, se procederá al retranqueo de las arquetas sumidero en calzada que coincidan con los pasos de peatones, y se renovará la señalización horizontal y vertical según la nueva disposición de los pasos de peatones y de las aceras, cuando sea necesario.

Los pasos elevados de la calzada de la avenida de Rosario Manzaneque, se conservan como medida de calmado de tráfico, renovando el pavimento asfáltico y adaptándolos a la disposición de las barbacanas (bordillos inclinados).

Parada de autobús

También se retranqueará la parada de autobús situada frente a la Casa de Cultura, en la esquina de la C/ Jesusa Lara, a una posición más cerca del Parque Camilo Sesto, donde existe espacio suficiente para cumplir los requerimientos técnicos del Consorcio de Transportes y Accesibilidad.

Dado que la avenida constituye un Área de Interés Ambiental, los materiales a emplear en la actuación serán de granito (losas y adoquines de labra fina y bordillos abujardados en su cara vista) en las ampliaciones/mejora de aceras, y losetas y baldosas de hormigón prefabricado podotáctiles en las barbacanas y encaminamientos de los pasos de peatones, ambas en colores grises y negros, con tonos diferenciados, para preservar el aspecto del conjunto de pavimentos de la Avenida.

Todas estas actuaciones producirán desvíos de tráfico, controlados mediante señalistas y, cuando sea necesario, se cortarán los cruces en previsión de zanjeo o asfaltados, lo que se anunciará con suficiente antelación.