Maratón alpino madrileño

En Cercedilla se reunirán los mejores deportistas de la especialidad

Los corredores del Maratón Alpino Madrileño volverán el domingo 11 de junio a recorrer las cumbres y puertos más emblemáticos de la Sierra de Guadarrama: Bola del Mundo, Cabezas de Hierro, Peñalara, Cotos, Navacerrada…. Será la gran fiesta de las carreras por montaña en Madrid. Pero este año, el Maratón también arrastra en su recorrido el espíritu de la solidaridad deportiva y montañera.

Donar zapatillas

El XXI Maratón Alpino Madrileño y XVI Cross Alpino del Telégrafo colaboran con la ONG Runners for Ethiopia recogiendo durante la Feria del Corredor (sábado 10 de junio de 12 a 21 horas en el Polideportivo municipal de Cercedilla) zapatillas de hombre o de mujer, para correr por asfalto o por montaña, para enviar a los corredores etíopes sin recursos.

La entrega de zapatillas se efectuará en la carpa que Tierra Trágame, club organizador del Maratón Alpino Madrileño, que las hará llegar a Runners for Ethiopia que las distribuirá entre los atletas etíopes.

Solidaridad con Nepal

El alpinista Carlos Soria, que coronó en mayo de este año la cumbre del Annapurna con 77 años, también estará en la Feria del corredor de Cercedilla con la asociación Ayuda Directa Himalaya. Esta asociación con la que el alpinista madrileño está personalmente comprometido, fue creada recientemente con motivo del terremoto que castigó Nepal a principios de mayo del 2015. El objetivo de la asociación es reunir el mayor número de recursos posibles y hacerlos llegar a los habitantes de las localidades más afectadas y desfavorecidas directamente, evitando intermediarios, burocracia y complejas infraestructuras.

La organización del Maratón Alpino Madrileño ofrecía la posibilidad en esta edición de colaborar con la Asociación Ayuda Directa Himalaya, a través de una donación en el momento de inscribirse, o de un “Dorsal 0”.

Visitar la Feria del corredor en Cercedilla es la mejor manera de conocer de cerca la asociación Ayuda Directa Himalaya de la boca del Alpinista Carlos Soria y comprobar que deporte y solidaridad pueden combinarse sin dificultad.