Se ha cumplido una semana desde la desaparición de Rodrigo Coloma, vecino de Torrelodones.

La última vez que se le vio fue el sábado 18 de noviembre, en el Paseo de la Castellana, a la altura de las Torre KIO.

Desde ese momento su familia no hay tenido más noticias de su paradero.

En el momento de su desaparición Rodrigo Coloma vestía pantalones vaqueros, sudadera roja, zapatillas negras con rayas blancas y un abrigo negro con capucha.

La familia está muy preocupada porque necesita medicación.

Por ello, piden la colaboración ciudadana por si alguien lo ve o tiene información.

Se ruega comunicar a la Guardia Civil.