Las Rozas es, junto a Madrid, la única ciudad que cuenta con un servicio que atiende cualquier tipo de aviso relacionado con fauna silvestre

El Ayuntamiento de Las Rozas cuenta con un Servicio Integral de Atención a Fauna Silvestre. Realiza más de 500 intervenciones al año para atender situaciones con animales dentro de la ciudad. Este servicio, dependiente de la concejalía de Sanidad, es, junto con el de la ciudad de Madrid, el único servicio municipal de la región que responde con técnicos especializados ante incidencias con cualquier animal silvestre autóctono o exótico.

“Los vecinos de Las Rozas disfrutamos de un fantástico entorno natural en las puertas de nuestras casas. Pero además de nosotros, numerosos animales comparten y disfrutan de esos espacios que para ellos es su hábitat natural. Por eso, desde el Ayuntamiento queremos responder, y resolver, las incidencias que pueden surgir en el día a día de esa convivencia con aves, jabalíes, reptiles, etc. En ocasiones, estos animales pueden generar pequeñas molestias; pero no dejan de ser la mejor prueba del increíble lugar en el que vivimos y que debemos seguir cuidando”; destacó el alcalde, José de la Uz.

Llamada en Las Rozas ante la fauna silvestre

Ante una situación de estas características, se recomienda no tocar a los animales y llamar al 112 o al teléfono de Policía local de Las Rozas (91 637 00 00). Con la información facilitada, las autoridades activarán el protocolo diseñado por el Área de Sanidad Animal del Consistorio, que dará la mejor respuesta al incidente comunicado.

Los técnicos municipales y el personal administrativo atienden habitualmente a llamadas por sucesos y encuentros de vecinos con jabalíes, corzos, patos y animales acuáticos, abejas, reptiles, serpientes, etc.

El búho real

El pasado fin de semana, los técnicos del Servicio de Control y Gestión Sanitaria de las Poblaciones de Fauna Silvestre Sinantrópica de Las Rozas atendieron a la llamada de una vecina de la calle Yecla (El Abajón). Encontró un ejemplar joven de búho real. Esta especie protegida, muy común en las zonas naturales del municipio, es un ave muy beneficiosa para la sociedad, ya que tiene un importante sentido de la territorialidad y es una gran controladora de roedores.

El ave encontrada estaba en buen estado de salud, pero debió caer del nido a causa de las fuertes tormentas. Una vez recogida, fue trasladada al servicio de guardia del Centro de Recuperación de Animales Silvestres de la Comunidad de Madrid, en Tres Cantos; donde se comprobará si es capaz de volar para soltarla en un espacio adecuado.