Las obras del futuro campo de rugby de Torrelodones se reanudarán a lo largo de esta semana, según indican fuentes municipales. Los trabajos continuarán tras modificar el sistema de contención de tierras previsto en el proyecto, al encontrar durante las obras “una mayor densidad de bolos graníticas que la definida en el estudio geotécnico”.

Las mismas fuentes del Ayuntamiento de Torrelodones señalan que la modificación consiste “únicamente” en el cambio en el sistema de contención de tierras, desde las tablestacas, que inicialmente estaban en el proyecto, a la tierra armada, que finalmente se ejecutará; el resto de la obra se mantendrá según estaba previsto. “La modificación no supone ningún tipo de incremento del gasto”.

El campo de rugby de Torrelodones

El nuevo campo deportivo se construirá en una parcela municipal próxima al Centro Comercial Espacio Torrelodones y al Colegio San Ignacio, muy fácilmente comunicada ya con el resto del pueblo a través del paso subterráneo bajo la A6.

Además del espacio deportivo destinado a la práctica del rugby y el fútbol, se creará una edificación anexa con unos 1.000 m2 construidos que acogerá vestuarios de los equipos y árbitros, sala de reuniones, almacén, sala polivalente, cafetería, cuarto instalaciones, botiquín y enfermería, almacén de limpieza, cuarto de basuras y una sala de reuniones.

El presupuesto de esta inversión es de 1,8 millones de euros (IVA incluido) y el plazo de ejecución de 16 meses.

Un campo de rugby salpicado de críticas

La construcción del campo de rugby en esa parcela municipal del ÁHS ha estado salpicada de críticas por parte de la oposición. Primero fue el PSOE, quien resaltó que las medidas no eran las reglamentarias y, por tanto, no cumplía las normativas.

Después fueron Confluencia Ciudadana en Torrelodones y Ciudadanos quienes resaltaron la falta de previsión del equipo de Gobierno de Vecinos por Torrelodones ante la paralización temporal de la obra por parte de la empresa adjudicataria, ante la aparición de zonas de granito que, según el equipo técnico, no había detectado el estudio geotécnico.