“¡Váyase, señor Fernández!”

La concejal de Confluencia Ciudadana pidió ayer la dimisión del concejal de Urbanismo y Medio Ambiente, Santiago Fernández. Ana Martín solicitó la dimisión durante el Pleno, que estuvo marcado por la presencia de muchas personas como público y por la gran cantidad de puntos a tratar.

“Fue una de las sesiones más importantes en lo que va de año, pero sobre todo, fue una de las más animadas, porque la ciudadanía decidió participar y manifestar su descontento e indignación por las actuaciones de Vecinos por Torrelodones, en particular del concejal de Urbanismo y Medio Ambiente, Santiago Fernández”, afirman desde Confluencia. La portavoz de este grupo, Ana Martín, solicitó la dimisión mediante un ruego; para ello, expuso “los muchos y graves motivos que apoyan esta solicitud y siendo calurosamente aplaudida al finalizar la exposición, con el público asistente puesto en pie”.

concejal y alcaldesa Vecinos por Torrelodones

El concejal y la alcaldesa en una de sus actuaciones

Motivos para la dimisión del concejal de Vecinos por Torrelodones

Seguidamente, se reproduce el ruego presentado ante el Pleno:

“Este ruego de Confluencia Ciudadana va dirigido al señor Fernández, concejal de Medio Ambiente:

  • Porque un concejal de Medio Ambiente que vende transparencia y participación, debe ser transparente y respetuoso para poder ser participativo.
  • Porque un concejal que gobierna en un segundo mandato debería haber aprendido del primero y, lejos de aprender desde la crítica, se crece desde la prepotencia y la soberbia.
  • Porque lejos de respetar a quien piensa diferente, humilla, aparta y hace abuso de  poder para conseguir lo que su caprichosa voluntad desea.

Basuras y protectora de animales

  • Recorta 200.000,00 € del pliego de basuras y se financian campañas costosas en las que se acusa a la ciudadanía y se la hace única responsable de la limpieza viaria.
  • Irrumpe un sábado Santo  en las instalaciones de la perrera municipal para exigir a los miembros de la Asociación Avanza, que gestionaban todo el tema de animales por 5.000€ anuales, que abandonen el lugar y desde ese momento, él, y solo él, enseñaría a Torrelodones cómo se gestiona bien este asunto. Y, entonces, elige a dedo a una protectora a la que dota de 4.500,00€ mensuales además de medios materiales. Y esta protectora ni tan siquiera se presenta al concurso público que él promueve… Vaya usted saber por qué… Y después de esta gestión del señor Fernández, seguimos con la dudas sobre la legalidad de estas instalaciones y sigue pareciendo que la cosa no va con él.

Protesta de comerciantes

  • El 13 de octubre tuvo lugar una masiva protesta a las puertas del Ayuntamiento en la que comerciantes de este pueblo gritaban a nuestro Concejal “fuera, fuera”.
  • Ante estas quejas, el Concejal, lejos de rectificar, osó contestar que si los negocios no marchaban bien, que cambiaran de negocio, o si no, de calle.
  • Su afán repentino de ensanchar aceras, (sin h), ha supuesto la destrucción de más de 200 plazas de aparcamiento sin alternativa prevista ni, mucho menos, planificada.
  • El afán de salir del paso ante el problema creado por él mismo, le lleva a una desaforada búsqueda de parcelas para convertirlas en aparcamientos provisionales. Y se toma la justicia por su mano y anuncia la denuncia a una vecina, representante de comerciantes, por tratar de regular un aparcamiento privado. Y demuestra desconocimiento de las leyes y las normas, y solo en función de su cargo se permite amenazar a una persona que trata de defender sus derechos.
  • El señor Fernández precisa de un informe que indique que se ha portado bien y es comprensible la necesidad de este informe dada la trayectoria de malos modos, falta de respeto y exabruptos a que nos tiene acostumbradas este señor.
  • En su última gran actuación como Concejal de Medio Ambiente con el tema de los jabalíes, procede sin consultar con los otros grupos políticos, sin plantearlo en el Consejo Consultivo de Medio Ambiente, sin informar a nadie, tomando unilateralmente la decisión de sacrificar a toda la familia de jabalíes.
  • Nos llama idiotas cuando nos asegura que estaba obligado a hacerlo por los informes.
  • Nos llama idiotas cuando nos dice que lo iba a comunicar cuando siete días después de la matanza registramos una pregunta que fue contestada dos días más tarde hablando de eutanasia, de informes que le obligaban a hacerlo y, por supuesto, sin dar todos los datos.
  • Nos llama idiotas cuando ha sacrificado a una piara después de asegurar en un Pleno que sería en el Consejo de Medio Ambiente donde se acordarían las medidas a tomar y que jamás, decidiría por su cuenta.
  • Porque creemos que Torrelodones no se merece a alguien que gestiona y actúa como usted lo hace, nuestro ruego es:

Váyase, señor Fernández.

Y por si no lo ha entendido, estamos rogando que dimita.

Y si lo hacen de forma conjunta… sepan ustedes que no tenemos ningún problema”.