El proyecto piloto en la N-903 de Las Rozas comenzará en enero

La Comunidad de Madrid ha analizado hoy el servicio de transporte público de Las Rozas, así como las necesidades de movilidad de los vecinos del municipio, en el transcurso de la reunión que han mantenido el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras del Gobierno regional, Ángel Garrido, y el alcalde de la localidad, José de la Uz.

Durante el encuentro, el consejero ha explicado al regidor que Las Rozas va a ser uno de los municipios en los que se va a realizar la prueba piloto de las paradas a demanda en los autobuses nocturnos para mujeres y menores en el mes de enero. En concreto, se aplicará en la línea N-903.

Las Rozas es uno de los municipios más extensos de la Comunidad y cuenta con núcleos de población muy dispersos. Garrido ha recordado que la localidad ha experimentado un incremento en el uso del transporte público superior a la media regional, lo que se ha traducido en distintas ampliaciones en la oferta que el Consorcio Regional de Transportes de Madrid ha puesto en marcha en los últimos años.

Bajarse fuera de las paradas

La Comunidad de Madrid pondrá en marcha en enero un proyecto piloto para que las mujeres y los menores que viajan en los autobuses nocturnos puedan solicitar bajarse fuera de las paradas del itinerario. El objetivo es acortar su recorrido y proporcionarles una mayor seguridad.

La medida se pondrá en marcha como experiencia piloto en Las Rozas, Fuenlabrada, Leganés, Pinto y Valdemoro. En concreto, será en la línea N-903 de Las Rozas.

Solamente se requerirá que la persona lo solicite al conductor una parada antes de llegar a su destino, que se sitúe en la zona de la puerta delantera (porque descenderá por esa puerta) y que las paradas sean en un tramo urbano.