El concejal de Hacienda y el alcalde de Galapagar

Tras dos años solicitando la bajada del IBI ante la Dirección General del Catastro, Galapagar ha conseguido la aprobación requerida para aplicar un descenso del 9% en el valor catastral de las viviendas.

El pasado viernes, el Consejo de Ministros aprobó los coeficientes a partir de los cuales se actualizan los valores catastrales de los municipios que lo habían solicitado, entre ellos Galapagar. Esta revisión ha supuesto un respaldo positivo a la petición del alcalde que desde hace años venía reclamando ya que “suponía una injusta situación tributaria para los vecinos de Galapagar”.

Ahora con el descenso del 9% de los valores catastrales, junto con la bajada del tipo impositivo en 4 puntos, aplicada en 2017, “la localidad tendrá una reducción acumulada del IBI del 15% y supondrá, para los vecinos, un ahorro en impuestos de 1,3 millones de euros. Es, sin duda, una buena noticia y un compromiso cumplido”, ha subrayado el alcalde.

La bajada del IBI es un compromiso adquirido por el regidor galapagueño con las familias del municipio que viene a sumarse a otras como la creación de bonificaciones de hasta el 5% por acogerse al sistema especial de pago. Además, en 2016 bajó el tipo impositivo del 0,61% al 0,57%. Así mismo hay que recordar que esta bajada afecta al impuesto de plusvalía para las viviendas que se vendan o se transmitan, impuesto que también en 2017 se ha visto reducido un 40%.

Por su parte, el concejal de Hacienda, Juan Antonio Francés, ha añadido que a la bajada de impuestos en la recaudación del IBI para el año 2018 hay que sumar los 2 millones de euros que en 2017 se han ahorrado los vecinos, gracias a las actuales bajadas del IBI y la plusvalía, “lo que revertirá de forma positiva en los impuestos, en solo 2 años, los galapagueños se ahorran 3,3 millones de euros en impuestos”, destaca Francés.

Por su parte, Daniel Pérez Muñoz ha subrayado que la bajada de impuestos “era un compromiso y un empeño personal. Había que resolver la injusta situación que venían padeciendo los galapagueños con el IBI por la anterior revisión catastral del Ministerio de Hacienda que incrementó de manera muy significativa el valor de los inmuebles en Galapagar afectando a la economía familiar de los vecinos”.

Tras la aprobación de la rebaja en el IBI del 9%, junto con las medidas adoptadas de los últimos años como “la reducción de la deuda, el impuesto de vehículos, las tasas de basura, el saneamiento de las arcas municipales, o la bonificación del 5% adicional en el Sistema Especial de Pago seguiremos prestando a los vecinos los servicios públicos de calidad que se merecen”, ha concluido el regidor.