La deuda se sitúa en el 16,77%, mientras que al cierre de 2014 rozaba el 39%, por lo que la “hipoteca municipal” ha bajado 18,6 millones

La deuda municipal de Las Rozas se ha reducido a la mitad en lo que va de legislatura y tiene previsto seguir amortizando préstamos en los próximos meses. Así, lo destacan en una nota de prensa remitida por el Ayuntamiento.

El Consistorio ha hecho públicos los datos referentes a la deuda financiera, incluidos en el Avance de la Liquidación Presupuestaria de 2017, una vez enviado este informe al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas por parte de la Intervención municipal. Dicho informe señala que la deuda financiera actual se situó en un 16,77%, cuando al cierre de 2014 rozaba el 29% de los ingresos (un 38,99%).

Extrapolando estos datos al total de población (95.000), la deuda por habitante ha pasado de 383 euros a 184.

Así, la cantidad que el Ayuntamiento de Las Rozas adeuda a las entidades bancarias ha bajado de un total de 36,40 millones de euros a los 17,77 millones actuales, lo que supone una reducción de 18,6 millones de euros en tres años, tendencia que hace una progresión de 6,2 millones de euros menos de endeudamiento al año.

“La gestión de las cuentas públicas por parte del equipo de Gobierno ha permitido que la hipoteca municipal, por decirlo así, se reduzca en más de 18 millones y medio, lo que supone que estemos pagando muchos menos intereses cada año que podemos destinar a nuevas inversiones y servicios”, destacó el alcalde, José de la Uz.

Balance positivo

Tras conocer los datos, de la Uz insistió en su intención de seguir amortizando préstamos en los próximos meses.

Cabe señalar, en esta misma línea, que en los dos últimos años se han amortizado anticipadamente créditos por valor de 26 millones gracias a los superávits registrados en los cierres presupuestarios. El balance entre ingresos y gastos en 2017 volvió a ser positivo y el Ayuntamiento ya ha cuantificado el superávit registrado el año pasado, que supera los 14 millones de euros (14,07 millones de euros), que se destinarán a más amortización de deuda y a nueva inversión sostenible por todo el municipio, según ha avanzado De la Uz.

Otro dato destacado del balance presupuestario es que los ingresos corrientes obtenidos por el Ayuntamiento superaron en 8 millones la previsión, ascendiendo por todos los conceptos a un total de 100,6 millones de euros. Además, el remanente de tesorería para gastos generales obtenido a finales de 2016 resulta positivo por importe de 19,65 millones de euros. “Y todo ello avanzando en una política fiscal de bajada de impuestos dinamizadora de la economía, que está en el ADN de este equipo de Gobierno”, señaló el regidor.