El gobierno de Torrelodones ha decidido “ejecutar” a una piara de jabalíes. Y, más en concreto, la decisión la ha tomado el concejal de Medio Ambiente y Urbanismo, Santiago Fernández.

La denuncia la ha hecho el grupo municipal de Confluencia Ciudadana en Torrelodones. “El concejal de Medio Ambiente, sin consultar con los grupos políticos, sin plantearlo en el Consejo Consultivo de Medio Ambiente, sin informar a nadie”. Santiago Fernández fue quien tomó “unilateralmente la decisión”, según declaran desde Confluencia.

En los últimos años y este último aún más, por las calles de Torrelodones se ha visto pasear a menudo a varias familias de jabalíes. Los vecinos de la localidad les han hecho fotos, han grabado vídeos y han compartido en las redes sociales.

El equipo de gobierno de Vecinos por Torrelodones pidió ayuda a la Comunidad de Madrid. Les contestaron que los jabalíes eran competencia del Ayuntamiento.

Así pues, -según Confluencia- Vecinos por Torrelodones ha decidido “matar” a la piara de jabalíes, tres adultos y nueve jabatos, que recorrían las calles.

Para este grupo municipal, la principal riqueza de Torrelodones es su entorno natural, “pero poco a poco vamos dilapidando este capital en pos de un urbanismo aberrante y enloquecido que genera otro tipo de riqueza que la naturaleza no entiende”.

Jabalíes en su hábitat

“Los animales, los jabalíes, que han vivido aquí siempre, que aquí han encontrado su hábitat natural, su cobijo y su alimento, no entienden de parcelas, ni de patrimonio, ni de propiedades. Entienden que ya no encuentran comida y que tienen que alimentarse ellos y alimentar a su prole. Y la buscan. La buscan donde antes estaba. La buscan pacíficamente, huyendo cuando se encuentran con algún ser humano porque su instinto les alerta del peligro”.

Para solucionar el problema, el concejal de Medio Ambiente decidió “solucionar el problema y ejecutó a toda la familia de jabalíes”.

“Nos han informado a los grupos cuando ya estaba hecho –explican desde Confluencia-. Nada podemos hacer al respecto, sino denunciarlo, informar a la población e indignarnos y sentir rabia y dolor por lo que Vecinos por Torrelodones ha hecho contra unos animales que forman parte de nuestro pueblo, a los que hemos invadido y a los que han matado, sin consultar otras soluciones, solo por estar vivos”.