La moción presentada por el PP en pleno a favor de la prisión permanente revisable fue aprobada con el voto en contra de PSOE, IU y Cambiemos y la abstención de Ciudadanos.

“Una vez más la izquierda en Galapagar no ha apoyado una medida propuesta por el PP, solo por el hecho de llevar la contraria a nuestro grupo político y, sin tener en consideración, la demanda que la sociedad española viene manifestado, de forma clamorosa para su no derogación en el Congreso”, indican desde el PP de Galapagar.

“Buena muestra de ello es la recogida de más de un millón y medio de firmas a la petición de Juan Carlos Quer, padre de Diana Quer, a través de la plataforma en Change.org en la que pedía el apoyo a la no derogación de la prisión permanente revisable. Una petición conjunta con los padres de Mari Luz Cortés, Marta del Castillo, Amaia y Candela Oubel”.

“La prisión permanente revisable, aprobada en el Congreso de los Diputados en enero de 2015, solo con el apoyo del PP peligra ante la suma de las fuerzas de la izquierda”.

Para el PP, la izquierda en Galapagar y por ende en España “carece de pedagogía jurídica y pretende confundir a la sociedad haciéndola creer que la prisión permanente revisable es una forma de venganza contra el asesino”, cuando en realidad, “se trata de aumentar la vigilancia y las evaluaciones para comprobar que su reinserción en la sociedad es posible”, asegura el presidente del PP en Galapagar, Daniel Pérez Muñoz.

En definitiva “lo que pretendemos es que se haga justicia y que las personas que cometen delitos tan graves no queden impunes. Que cumplan la máxima pena mientras garantizamos que están preparados para reinsertarse en la sociedad”.

Además, ha subrayado “no se trata de poner en marcha una cadena perpetua, aspecto que seria anticonstitucional, sino de articular los mecanismos que garanticen que el detenido cumple con la condena impuesta por un juez; eso sí, con los controles necesarios y que, ante todo, vele por la justicia para las víctimas, se lo debemos a ellas y a sus familiares”.

Es por este motivo, “que no comprendemos como Ciudadanos se ha posicionado en una posición de abstención. Sobre todo, cuando su líder, en 2017 exigió a Pedro Sánchez que incluyera en su futuro programa del supuesto Gobierno la derogación de la ley y, sin embargo, con Mariano Rajoy ni lo nombró”.