El Ayuntamiento de Galapagar refuerza las medidas higiénico sanitarias de los colegios

El Ayuntamiento de Galapagar va a llevar a cabo diversas actuaciones para detectar con mayor rapidez la presencia de virus. Así, se ha comprometido a analizar diariamente el agua de las arquetas de colegios, escuelas infantiles y residencias de ancianos para detectar con mayor rapidez la presencia del virus.

Gracias a estas analíticas se podrá proceder a realizar pruebas PCR a los trabajadores, estudiantes y residentes de las zonas afectadas, por lo que el rastreo de los contagios estará más delimitado y facilitará las medidas de actuación sin perder apenas tiempo y reduciendo la propagación del virus.

Tanto la toma de muestras, como las analíticas cualitativas y cuantitativas para el seguimiento del COVID-19 en el municipio, tendrá un coste aproximado de 800 euros mensuales por cada punto de muestreo.

Medidas higiénico sanitarias en los colegios

Esta es una de las medidas anunciadas con motivo del inicio del curso escolar. La concejala de Educación, Rosa María Encuentra, junto al personal de las Concejalías de Sanidad y Educación del Ayuntamiento de Galapagar, se reunió el pasado 2 de septiembre con los directores de los centros públicos de educación infantil y primaria del municipio.

En este encuentro el Ayuntamiento se ha ofrecido para reforzar las medidas higiénico sanitarias de los colegios y escuelas de educación infantil, y así, poder garantizar la seguridad de los niños con la vuelta al cole.

Además de proporcionar dispensadores de gel hidroalcohólico en todas las aulas, ordenar el uso obligatorio de mascarillas y garantizar la distancia de seguridad entre los alumnos; se ha establecido un servicio de limpieza continuo, de lunes a viernes, desde las 9:00 hasta las 14:00 horas en los centros públicos del municipio.

Como medidas organizativas, se ha decidido realizar grupos estables de convivencia entre los alumnos, controlando las entradas y las salidas de estos, y en el que cada grupo tendrá su propio horario para el recreo y los comedores. De esta forma, será más sencillo detectar y contener los posibles contagios que se pudieran producir durante el curso escolar. En el caso de que cualquier alumno presente síntomas de COVID-19, se ha dispuesto un protocolo de actuación en el caso para proceder de la manera más inmediata posible y poder proteger al resto del alumnado.

Actuaciones personalizadas

Durante la reunión se ha decidido que serán los mismos centros escolares los que establezcan sus propias instrucciones, ya que cada uno tiene características distintas, por lo que la mejor opción es personalizar las actuaciones que se van a realizar en cada colegio o escuela infantil acorde a sus singularidades individuales.

En el caso de que no dispongan de espacio suficiente los centros, se les ofreció a los directores el uso de los edificios municipales, para poder garantizar la distancia de seguridad entre el alumnado, en función de las particularidades de cada uno.

Rosa María Encuentra, concejala de Educación, ha manifestado que “ha sido un encuentro muy fructífero y esencial para velar por la seguridad de los estudiantes de Galapagar”.

Arquetas de agua

Tanto la toma de muestras, como las analíticas cualitativas y cuantitativas para el seguimiento del COVID-19 en el municipio, tendrá un coste aproximado de 800 euros mensuales por cada punto de muestreo.