El Consejo de Ministros declara a la Comunidad de Madrid zona catastrófica

La presidenta Isabel Díaz Ayuso ha valorado “muy positivamente” que el Gobierno central declare zona catastrófica la Comunidad de Madrid, tras los daños ocasionados por la borrasca Filomena.

Díaz Ayuso, que ha ofrecido al Gobierno su colaboración, ha declarado que “según hemos podido comprobar de primera mano, este temporal de nieve ha afectado a toda la Comunidad al unísono, muy especialmente en el sur, y en la capital, pero también a la ganadería, a la agricultura, la hostelería y muchos comercios”.

“Es algo necesario que va a contribuir a que puedan llegar ayudas a todos los rincones y a los sectores más afectados”.

Asimismo, la presidenta madrileña ha asegurado que “pienso colaborar con el Gobierno de España en todo lo que sea necesario, con nuestras consejerías, para evaluar con eficacia los destrozos del temporal. Así podremos recuperarnos pronto y solo puedo congratularme”.

Comunidad de Madrid zona catastrófica

El Consejo de Ministros de hoy ha declarado “zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil –antes zona catastrófica- para los territorios afectados por el temporal de nieve Filomena, como lo había solicitado la Comunidad de Madrid y numerosos ayuntamientos de la región.

La iniciativa permitirá poner en marcha ayudas económicas para paliar los daños ocasionados por la borrasca la semana pasada. Aun así, el Consejo de Ministros no ha decidido aún los detalles de las ayudas, sino la puesta en marcha de un mecanismo legal que permita declarar la zona catastrófica.

Ahora serán los ministerios implicados los que evalúen las necesidades de cada comunidad y se aprobarán ayudas específicas en otro Consejo de Ministros.

De acuerdo con la legislación vigente la denominación de zona catastrófica ya no existe. En su lugar, desde 2015, se trata de una declaración de zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil. Ello implica padecer daños provocados por una emergencia cuya magnitud haga necesaria la intervención de la Administración General del Estado para recuperar la normalidad.