Instituto-Diego-Velázquez“Este pabellón no se está limpiando. Hay mierda por todos los lados, es insaluble, si hay una inspección nos meten un paquete que te mueres. El martes vomitó un chaval y ayer jueves noche seguía el vómito. Hay basura, millones y millones de pelusas, los niños que tienen asma no pueden ir cuando entrenan allí, ni se ventila…”.

“…El domingo seguía sin limpiarse, el vómito todavía estaba. Todo lleno de pelusas, con basuras por los alrededores. La profe del Insti le ha pedido a los niños que se quejen, porque no se hace nada…”.

Estas son algunas de las quejas reiteradas referentes a la falta de limpieza y mantenimiento del pabellón deportivo del Instituto Diego Velázquez, que han llevado al grupo municipal acTÚa a pedir por registro de entrada del Ayuntamiento que el equipo de gobierno de Vecinos por Torrelodones busque “la solución urgente e inmediata de este problema de salud pública”.

Según acTÚa, la respuesta de la alcaldesa, Elena Biurrun, ante esta demanda fue que “desde octubre se tiene previsto comprar una máquina específica…”. “Pero mientras tanto, esta instalación deportiva continúa sin limpiarse”.

El pabellón del Instituto fue una obra realizada y pagada a través del Plan PRISMA de la Comunidad de Madrid y publicitada por Vecinos por Torrelodones como una de las instalaciones para el mundial de baloncesto 2014.

“Técnicos, profesionales del sector, el consejo municipal de deportes y el concejal de acTÚa manifestaron a miembros del equipo de gobierno la errónea decisión tanto de instalar un suelo de cemento pulido, por su gran dureza y el exceso de desprendimiento de polvo del mismo, como la no instalación de las protecciones necesarias para garantizar la seguridad de los jóvenes usuarios de esta instalación”.

De acuerdo con las informaciones de acTÚa, ni el concejal de Urbanismo, Santiago Fernández, ni el de Deportes, Carlos Beltrán escucharon las propuestas presentadas por los técnicos de priorizar estas dos actuaciones”, a pesar de disponer de los recursos económicos suficientes, como lo demuestra el remanente de 106.987,60 euros que se produjo debido a la baja en la obra.

Inversiones más costosas

Actualmente, este pabellón requiere para su puesta a punto una serie de inversiones mucho más costosas “que las que se hubiesen necesitado llevar a cabo en el momento de su construcción”. Para acTÚa, “la mala gestión de Vecinos por Torrelodones ha generado un problema que no tendríamos si hubiesen mostrado un mínimo de diálogo y voluntad de consenso, desperdiciando así la posibilidad de disponer en la actualidad de una instalación deportiva definitiva de primer orden para el uso y disfrute de todos los ciudadanos”.

“Una vez más, el equipo de gobierno de Vecinos por Torrelodones actuó tomando decisiones totalmente arbitrarias y unilaterales, sin consenso alguno, a espaldas de la ciudadanía y de los profesionales cualificados”, aseguran desde acTÚa.