Los vecinos de Galapagar podrían ahorrarse más de 800.000 euros en el IBI

Daniel Pérez Muñoz va a solicitar a la Dirección General de Catastro una nueva revisión a la baja del valor catastral de las viviendas de Galapagar. Y si el año pasado esta revisión permitió un descenso del 9%, para el próximo año se sumaría una nueva bajada, en esta ocasión del 7%.

Si se llegase a dar, esta medida supondría a los vecinos un ahorro de más de 800.000 euros en el IBI y, un ahorro de cerca de 140.000 euros en la plusvalía. Esto, sumado a las bajadas en los años 2017 y 2018, alcanzaría un ahorro para el bolsillo de los vecinos de más de 4 millones de euros.

Reducción acumulada del IBI del 20%

Desde que en 2011 se llevó a cabo la última revisión catastral, “el gobierno de Daniel Pérez Muñoz ha querido reducir la carga fiscal que supone el IBI para los vecinos”, explicaron en rueda de prensa. La primera medida en este sentido se adoptó creando las bonificaciones de hasta el 5% por acogerse al sistema especial de pago; luego en el 2017 se bajó el tipo impositivo del 0,61% al 0,57%. Ya, en el 2018, se produjo la primera revisión a la baja de los valores catastrales y este año se completa con una nueva revisión, por lo que 2019 será el tercer año consecutivo con reducciones en el IBI, logrando en estos tres años, una reducción acumulada del 20%.

Bajadas de impuestos en los últimos años

A todo esto –explicaron el alcalde, Daniel Pérez Muñoz, y el concejal de Hacienda, Juan Antonio Francés, en rueda de prensa- habría que sumarle que en esta legislatura el gobierno municipal ha congelado los impuestos y mantenido las bajadas de los últimos años, como son el 20% de la tasa de basura, el 30% de media del Impuesto de Vehículos, las bonificaciones del 5% en el IBI para recibos domiciliados y fraccionados en diez plazos, el 10% del Impuesto de Actividades Económicas o la tasa por licencias urbanísticas o hasta el 60% en el alquiler de instalaciones deportivas. “A lo que sumamos además las medidas más recientes, como son las ya citadas bajadas del IBI y la Plusvalía”.

Daniel Pérez Muñoz ha vuelto a comentar que “el dinero donde mejor está es en el bolsillo de los ciudadanos y, si además de ayudar a la economía de las familias podemos permitirnos seguir invirtiendo en Galapagar, será la mejor señal de que estamos en el buen camino”. De acuerdo con las previsiones para 2019, incluso con esta reducción de los valores catastrales, el consistorio prevé un incremento de la recaudación, solo en el IBI, en 460.000 euros, que podrá destinar a nuevas inversiones y mejoras en los servicios e infraestructuras de la localidad.