ediles del gobierno de Torrelodones

Los concejales del gobierno de Torrelodones fueron denunciados por un presunto delito de malversación de caudales públicos

Miembros de la junta de gobierno local de Torrelodones, que fueron denunciados por Confluencia Ciudadana por un presunto delito de malversación de caudales públicos, acudieron ayer a los juzgados de Collado Villalba para aportar documentación.

La denuncia se refiere a la instalación de máquinas expendedoras en varios edificios municipales, “sin que sus propietarios paguen la tasa exigida por la utilización de espacios públicos”. Vecinos por Torrelodones “viene permitiendo desde hace años que los propietarios de las máquinas expendedoras no paguen la tasa exigida por la utilización de espacios en los edificios municipales, con el agravante de que la instalación de las máquinas genera costes por suministro municipal de electricidad y agua”, según denunció Confluencia.

A este respecto, en nota de prensa difundida hoy por el Ayuntamiento de Torrelodones se argumenta que no cobrar por la instalación de las máquinas “es una posibilidad expresamente prevista en la Ley 33/2003 de Patrimonio de las Administraciones Públicas (artículo 93.4) que permite no cobrar contraprestación siempre que la utilización o aprovechamiento entrañe condiciones o contraprestaciones para el beneficiario que anulen la utilidad económica, como es el caso”.

“La actual, y se entiende que las anteriores corporaciones y funcionarios municipales a cargo de los servicios, han primado la bajadas del precio para el usuario frente al mínimo canon que podría percibir el Ayuntamiento”, aseguran desde el Ayuntamiento.

Actualmente se encuentra en fase de licitación el concurso público (publicado en el BOCAM del 8 de marzo de 2018) para la “Instalación de máquinas expendedoras de bebidas”, sin preverse canon alguno para el Ayuntamiento, “manteniendo el mismo criterio que hasta ahora ha venido aplicando la actual y las anteriores corporaciones del Ayuntamiento”.

Según la nota de prensa del Ayuntamiento, “el pliego ha sido informado favorablemente por los servicios jurídicos y económicos del consistorio que han ratificado la legalidad del criterio aplicado”.

Desde el Ayuntamiento, “se sorprenden” que el partido político Confluencia Ciudadana no solo no ha procedido a impugnar los pliegos del concurso por la vía administrativa, sino que ha optado por recurrir a la vía penal “pese a conocer los informes de secretaría e intervención, contundentes en el sentido de que la imposición de tasa es voluntaria y que la obtención, como es el caso, de unos precios inferiores a los de mercado, son un beneficio para los trabajadores del Ayuntamiento y los usuarios de las dependencias municipales que justifica la exención de la tasa”.