El espacio en el que está este antiguo albergue volverá a su estado original, con plantaciones de especies autóctonas

La Comunidad de Madrid ha iniciado los trabajos de demolición del antiguo Club Alpino de Guadarrama y su restauración ambiental para recuperar el terreno como monte de utilidad pública.

El consejero en funciones de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Carlos Izquierdo, ha visitado hoy las obras de demolición, que cuentan con un plazo de ejecución de tres meses y suponen una inversión de 369.000 euros.

club alpino de Guadarrama obras de demoliciónConstruido en 1980

El Club Alpino de Guadarrama, construido en 1980 y destinado al uso como albergue, se encuentra ubicado en el término municipal de Cercedilla y, tras caducar su ocupación temporal en ámbito de concesión, ha quedado a disposición de la Comunidad de Madrid.

“Desde el Gobierno regional hemos considerado conveniente proceder a su demolición tanto por motivos de seguridad, ya que el edificio se encuentra en estado ruinoso y su rehabilitación es inviable, como por el impacto paisajístico que tiene sobre la ladera del Alto de Guarramillas”, ha señalado el consejero.

Residuos de construcción

La demolición abarca 1.885 metros cuadrados de superficie y 6.252 metros cúbicos de materiales que se recuperarán como residuos de construcción y de demolición (RCD), minimizando la fracción no valorizable destinada a vertedero, así como la correcta gestión de los residuos peligrosos.

Los trabajos se realizarán con las máximas condiciones de seguridad, de arriba a abajo, y se empleará la maquinaria más adecuada para cada operación, como una pala cargadora, una retroexcavadora y un camión basculante, entre otros.

Posteriormente se recuperará ambientalmente la zona para que pueda volver a su estado originario, mediante plantaciones y revegetaciones de especies autóctonas hasta su consolidación.