Sanidad reduce el umbral hasta los 400 casos por cada 100.000 habitantes, de ahí que Collado Villalba, Galapagar, Alpedrete, Majadahonda o El Boalo Mataelpino Cerceda continúen aún confinados, al menos una semana más.

De hecho, el colegio Josefina Carabias, de Mataelpino, se ha tenido que cerrar a causa de un brote para realizar medidas de desinfección y limpieza.

En rueda de prensa, el viceconsejero de Sanidad, Antonio Zapatero, ha confirmado que, por primera vez, y según datos de ayer del Ministerio de Sanidad, la Comunidad de Madrid baja de los 300 casos, con una incidencia de 297 casos por cada 100.000 habitantes.

Aun así, el viceconsejero ha pedido “prudencia”. “Luchamos contra un virus del que no podemos fiarnos”.

“Estamos viviendo un momento crítico y queremos ser cautelosos”, por eso ha confirmado que seguirá vigente el toque de queda en la Comunidad.

Datos epidemiológicos y zonas básicas de salud

Por su parte, la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, ha anunciado que hay siete zonas básicas de salud que dejarán de estar confinadas perimetralmente porque presentan una disminución superior al 50% en incidencia acumulada. Esta tendencia descendente se viene manteniendo en los días.

El cambio en el umbral de tasa de incidencia a 400 casos es el motivo por el que zonas básicas de salud como Collado Villalba, Galapagar, Alpedrete o Majadahonda, que están confinadas desde hace días es por lo que continuarán con la movilidad reducida, a pesar de que su incidencia continúa bajando.

La directora general de Salud Pública ha recordado las variaciones desde el 13 de septiembre, cuando se produjo el mayor pico.

En esas fechas se estableció un umbral de 1.000 casos por cada 100.000 habitantes; después se redujo a 750; a partir del 18 de octubre se estableció un techo de 500 casos por cada 100.000 habitantes, y ahora está en 400 casos por cada 100.000 habitantes para aplicar medidas.

En el caso de Guadarrama, con datos de ayer, no superaba el umbral de los 400 casos en la zona básica de salud.

Elena Andradas ha añadido que en Guadarrama hay varias residencias de mayores, de ahí los datos por el impacto en las residencias, pero “no hay transmisión en el municipio”.