Nueva improvisación de Vecinos por Torrelodones. Estaba previsto que el 1 de octubre dieran comienzo las clases de tenis en el Polideportivo de Torrelodones. Un total de 288 personas tendrán que esperar a que acaben las obras de cubrición de las pistas de tenis del polideportivo, que todavía no han comenzado.

Durante el mes de abril, en el pleno del ayuntamiento se aprobó destinar una partida de los fondos provenientes del superávit para cubrir las pistas de tenis, del frontón y del colegio Lourdes. En un principio, Vecinos por Torrelodones argumentó que las obras en el polideportivo y en el colegio se llevarían a cabo durante los meses de verano.

Sin embargo, no fue hasta el 31 de julio cuando la junta de gobierno local, donde están representados la alcaldesa y siete de sus ocho concejales, aprobó los pliegos del proyecto.

Aun así, desde el Ayuntamiento se excusan y argumentan que “ha sido de todo punto imposible comenzar las obras con anterioridad, dado que dichas inversiones han sido posibles gracias al superávit que no estuvo disponible hasta el mes de mayo. Los procesos administrativos –continúa argumentando el equipo de gobierno- para la licitación de los trabajos, cuyas garantías de transparencia y concurrencia exigen largos plazos, han dilatado el inicio de las obras, que tendrán que estar terminadas antes de fin de año”.

No solo los deportistas se quedarán sin practicar su deportivo favorito, sino que el ayuntamiento dejará de ingresar la parte correspondiente a dos meses sin actividad.