La liquidación del presupuesto del año 2019 en el Ayuntamiento de Las Rozas arrojó datos muy positivos. Así, al cierre del año 2019 el remanente de tesorería es de 26. 577.507,46 euros; mientras que en términos de contabilidad nacional, al final del ejercicio pasado el superávit era de 1.695.923,75 euros.

El alcalde de Las Rozas, José de la Uz, destacó que “llevar a cabo una gestión eficaz de los recursos municipales y del dinero de los vecinos de Las Rozas ha supuesto que en este momento nos encontremos en una buena situación financiera y con capacidad de inversión para afrontar la crisis económica que ya estamos empezando a padecer a causa de la pandemia”.

Amortizar deuda

Así, gracias a estos datos positivos, de los que se dará cuenta en el pleno del próximo jueves, el Ejecutivo municipal tiene previsto amortizar el importe del préstamo del Fondo de Financiación a Entidades Locales por un valor de 1.872.861 euros. Con esta liquidación, se dará por finalizado el “Plan de ajuste 2012-2023”.

“En 2012, el Ayuntamiento acudió al fondo del Ministerio de Hacienda para dotar de financiación a las administraciones locales y poder afrontar con liquidez una gravísima situación de crisis como la que atravesábamos en España. Hoy, tres años antes de lo previsto en aquel plan de ajuste, podemos cancelar esa deuda, abandonar la tutela del Estado, y seguir adelante con nuestros proyectos y con el Plan de Inversiones diseñado que, aunque lo iremos revisando, pondrá en marcha importantes infraestructuras para los roceños”, apuntó De la Uz.

Gracias a esta cancelación anticipada del préstamo, el Ayuntamiento de Las Rozas dejará de trasladar información trimestral al Ministerio de Hacienda sobre su grado de ejecución, lo que suponía una importante carga de trabajo para las diferentes áreas de la administración implicadas.

Remanente de tesorería

Como otros muchos alcaldes, también de la Uz ha pedido al Gobierno de la Nación gestionar el superávit: “Es muy importante que desde el Gobierno de España se nos permita a los ayuntamientos gestionar de forma autónoma ese remanente de tesorería o superávit para destinarlo a nuestro municipio. La administración local es la que mejor conoce las necesidades de sus vecinos; cada municipio es diferente y con problemas diferentes que debemos intentar resolver con soluciones concretas”, concluyó el regidor.