Crónica del partido frente al Siete Picos Colmenar

El primer partido del año para el Atlético Villalba dejó un gran regalo de sus majestades los Reyes Magos en forma de tres puntos. Los villalbinos visitaban el feudo del cuarto clasificado, eso sí empatados a puntos con tercero y segundo, el Siete Picos Colmenar. Un difícil rival que está cuajando una sensacional temporada, siendo uno de los claros candidatos al ascenso.

Con el frío como principal protagonista, los de David Muñoz arrancaron el encuentro cargados de energía y mostrando solidez y peligro con rápidas llegadas al área. Fruto de uno de esos primeros zarpazos, Tarek consiguió rematar un balón dentro del área poniendo el 0-1 cuando apenas corría el minuto 5.

El gol sirvió para asentar aún más a los visitantes y sembrar ciertos nervios en los colmenareños, haciendo poco a poco que el peligro fuera aún más del equipo atlético. Las llegadas se sucedían y en otro zarpazo, Braiden fue derribado de forma clara dentro del área y el árbitro no dudo en señalar el punto de penalti. Seidel fue el encargado de ejecutar la pena máxima engañando al portero local. Un 0-2 que hacia justicia y dejaba el partido encarrilado, corría aún el minuto 20 de la primera mitad.

Antes del descanso, otro varapalo para los locales, cuando se quedaron con un hombre menos por doble amonestación. Aún así, el Siete Picos no se rindió e intentó hacer al menos un tanto para poner emoción al partido y pese al dominio de los últimos compases del primer acto, no lograron intimidar la portería de Javi.

Los contragolpes del Atlético Villalba

La segunda parte se convirtió en un partido marcado por los contragolpes del Atlético Villalba que tuvo multitud de ocasiones para aumentar la distancia. En una de tantas, Ali consiguió enlazar un centrochut de Tarek para sentenciar la contienda. La entrada de los jugadores de refresco sirvió a los de David Muñoz para seguir manifestando peligro en sus llegadas y mostrando cada vez una mayor solidez defensiva. Fran, Jota y Tarek pudieron aumentar el marcador con ocasiones claras, pero al final el resultado fue de 0-3 y los tres puntos volaron para los villalbinos.

Una victoria importante para comenzar el año, que deja al conjunto serrano en una posición de privilegio y mostrando cada día los frutos del trabajo diario. La semana que viene visita la Ciudad Deportiva de Villalba el Villanueva del Pardillo “B”, en lo que será un partido complicado y de buen fútbol.